13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El Hospital Joan XXIII reubica por obras las urgencias más complejas y las pediátricas

Hasta el próximo verano la actividad del servicio se concentrará en los espacios renovados

Viernes, 16 de octubre de 2015, a las 19:08
Redacción. Tarragona
El Hospital Joan XXIII de Tarragona ha reubicado el servicio de urgencias pediátricas y de enfermos de mayor complejidad a la parte del centro hospitalario reformada en 2010, mientras realiza las obras de la parte antigua, ha informado este viernes el hospital en un comunicado.

A partir de este fin de semana y hasta el próximo verano, la actividad del servicio se concentrará íntegramente en los espacios renovados, donde se atenderán las urgencias más banales --niveles IV y V--, las pediátricas y la atención a enfermos de alta complejidad.

En abril empezó la primera etapa de la última fase de las obras de ampliación y reforma del área de urgencias --salas de radiología y espacios provisionales para urgencias pediátricas-- y ahora arranca la segunda etapa, que se centra en la parte más antigua.

Esta fase final, que cuenta con una dotación económica en obra civil de 2,1 millones de euros aportados por el Servei Català de la Salut (CatSalut), comprende una reforma de 1.595 metros cuadrados y se actuará en 21 boxes de urgencias, diez de observación, dos de críticos, una sala de espera, otra de radiología, la reubicación de un quirófano y zonas de administración y almacenes.

La dirección del hospital ha pedido "comprensión y colaboración" ciudadana mientras duren las obras por las molestias que puedan ocasionar, pero también ha manifestado que supondrán un beneficio muy importante para usuarios, empleados, ciudad y territorio de referencia.

Ha recordado que, para las urgencias menos complejas, la ciudadanía dispone de la asistencia urgente que se proporciona en los centros de atención primaria (CAP) del territorio, aunque asegura que el Joan XXIII seguirá atendiendo a todo el mundo como hasta ahora.