13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El Hospital de Cáceres contrata un ‘ultrasecuenciador’ que detecta patología hereditaria

La empresa ‘Sistemas Genómicos’ ofrece el producto a cambio del consumo de sus paneles

Domingo, 20 de diciembre de 2015, a las 19:00
Redacción. Cáceres
El Laboratorio de Inmunología y Genética del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres ha comenzado a trabajar con un ultrasecuenciador genético mediante el que pueden secuenciar genes de forma masiva y detectar con ello enfermedades hereditarias, una técnica de la que disponen apenas 15 hospitales en España.

Los especialistas Luis Fernández y Silvia Romero posan con
el ultrasecuenciador.

“Su precio y mantenimiento hace que todavía la mayoría de hospitales no disponga de ellos”, ha subrayado el Ejecutivo regional. Incorporarlo a la sanidad extremeña, ha sido posible gracias al acuerdo alcanzado por el San Pedro de Alcántara con la empresa ‘Sistemas Genómicos’, que cede un ultrasecuenciador MiSeq ‘Illumina’ (valorado en 100.000 euros) a cambio del consumo de sus paneles.

El hospital cacereño es el primero en Extremadura en usar este recurso y ha empezado con un panel de 80 genes involucrados en el cáncer, un campo en el que este laboratorio posee una experiencia acumulada de nueve años, con más de 500 familias estudiadas por la técnica tradicional.

“Es como cambiar de ir en bicicleta a coger el AVE”, ha declarado Luis Fernández Pereira, que, junto con el médico José Antonio García Trujillo, la bióloga Silvia Romero y la ATS Maribel Salgado, forman el equipo del laboratorio que ha incorporado a la sanidad extremeña este “gran avance tecnológico”.

Un avance, ha señalado la Junta de Extremadura, que, además, permitirá a “medio plazo” dejar de remitir la realización de estas pruebas a laboratorios externos fuera de la región que se revelan “extremadamente caras”.

El ultrasecuenciador constituye per se un “cambio revolucionario”, ya que, hasta ahora, había que ir descartando, uno por uno, los genes para encontrar la mutación responsable de la enfermedad. Se trataba de una técnica “lenta y cara”. La nueva generación de secuenciadores como el del hospital cacereño permite “el análisis masivo de cientos de genes de manera simultánea y a un coste muy razonable”.

El acuerdo incluye el diseño y realización de esos paneles y la transferencia científico-técnica que ‘Sistemas Genómicos’ aportará al laboratorio mediante un sistema informático muy sofisticado y elaborado por su equipo de cinco bioinformáticos, que facilita mucho la detección de las mutaciones causantes de las enfermedades. Un antes y un después para las enfermedades genéticas

Este esfuerzo por instaurar de esta nueva tecnología en Extremadura marcará un antes y un después en la atención a los enfermos con enfermedades genéticas. La secuenciación masiva puede analizar paneles de genes según la enfermedad de que se trate. En el caso de la sordera congénita se analizan 79 genes simultáneamente, y por tanto ya no hay que ir descartando uno por uno hasta encontrar la responsable de la enfermedad. Esto permite además encontrar mutaciones nuevas no descritas hasta ahora.

Supone, además, un importante cambio en el manejo de enfermedades raras. Hay que tener en cuenta que el 80 por ciento de ellas son de origen genético y, que tomadas en su conjunto (son más de 7.000), afectan al 6 por ciento de la población.

Implantación paulatina según el tipo de enfermedad

Se irán implementando a medio plazo diversos paneles según el tipo de enfermedad. Por ejemplo, uno para discapacidad intelectual que incluye nada menos que 505 genes y que supone una enorme ayuda para establecer un diagnóstico preciso.

En el caso de la Cardiología, existe un panel de 196 genes para el estudio de la muerte súbita y otras miocardiopatías que permiten establecer medidas preventivas cuando se detecta una familia con la enfermedad. Desde la publicación en 2003 del genoma humano, los avances en genética han sido “espectaculares”.

Sin embargo, dichos avances se han enmarcado dentro del ámbito de la investigación y han ido llegando “más lentamente a la asistencia sanitaria”. La incorporación de esta técnica masiva de secuenciación permitirá a la sanidad extremeña “estar a la vanguardia de esos avances y trasladarlo a la atención a los ciudadanos de la comunidad autónoma”.