15 dic 2018 | Actualizado: 16:30

El Gobierno revisará el grado de discapacidad en pacientes trasplantados

En la actualidad, se reduce sin tener en cuenta las complicaciones del proceso

lun 08 junio 2015. 13.45H
Redacción. Madrid
El director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, Ignacio Tremiño, se ha comprometido a revisar, en colaboración con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), el baremo que fija el grado de discapacidad del enfermo tras recibir un trasplante, pues en la actualidad a menudo se reduce sin tener en cuenta las complicaciones adicionales de la intervención.

La Junta Directiva de Cocemfe, junto con Ignacio Tremiño, director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad.


Así lo han manifestado fuentes de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe), cuyo presidente, Mario García, ha asegurado que el Ejecutivo central “todavía tiene tiempo suficiente hasta las próximas elecciones generales para poder abordar las cuestiones que llevamos años demandando”.

Estas declaraciones han tenido lugar en el contexto de la Asamblea General Ordinaria de Cocemfe.

“Necesitamos urgentemente la aprobación de un nuevo baremo de discapacidad porque no se pueden dar casos como que una persona trasplantada que vuelve a los equipos de valoración pierda la condición de discapacidad, como si se le hubieran curado todos los males”, ha enfatizado, pues “los trasplantes no solucionan todos los problemas, pues se sufren rechazos, efectos secundarios de la medicación y otras tantas complicaciones que hacen imprescindible modificar el baremo”.

Ante las reivindicaciones de Cocemfe, Tremiño ha reconocido que “aún quedan cosas importantes pendientes. En la Comisión de valoración del grado de discapacidad se ha puesto de manifiesto la problemática que existe por la reducción del grado tras recibir un trasplante. Estamos valorando de forma experimental cómo quedarían las diferentes discapacidades con el nuevo baremo, el cual se pondrá en marcha en el momento en que sea el más garantista de los derechos de las personas con discapacidad y siempre en colaboración con el Cermi”.

En relación con la actualización del catálogo ortoprotésico, Tremiño afirmó que “se están teniendo en cuenta las aportaciones del colectivo y el Gobierno sacará adelante el nuevo catálogo antes de que acabe la legislatura en consenso con las organizaciones de personas con discapacidad”.

En cuanto a la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal para que se puedan eliminar las barreras en los edificios, Tremiño confirmó que “el compromiso de la ministra de Fomento, Ana Pastor, para buscar una solución se materializará antes de finalizar la legislatura, acorde a las necesidades y problemática que este colectivo ha planteado”.

Y en relación a la Ley de dependencia, Tremiño destacó que se ha garantizado su futuro “gracias al esfuerzo de todos, de las administraciones y de las personas que reciben las prestaciones” y recordó que “el ministro Alfonso Alonso ha anunciado en sede parlamentaria que a la vuelta del verano quiere revisar la financiación de la Ley para garantizar que todas las personas tengan los mismos derechos sin ninguna restricción”.

Más de 1.600 entidades estuvieron representadas

Durante la Asamblea, Mario García hizo balance del trabajo de la entidad durante 2014 destacando la creación de casi 4.200 puestos de trabajo para las personas con discapacidad, algo que según destacó “es una de las mayores prioridades de la Confederación, puesto que la plena integración en la sociedad del colectivo pasa por tener un empleo digno.

Sin olvidarnos, ni mucho menos, de las personas que al tener una gran discapacidad tiene complicado encontrar un puesto de trabajo. Para ellos hemos dedicado las 1.500 plazas de los 45 Centros de Atención Integral en todo el país, centros que en los próximos años se incrementarán hasta alcanzar un total de 55″.

García hizo hincapié en el trabajo de Cocemfe en beneficio de la mujer con discapacidad e hizo un llamamiento a “erradicar de una vez por todas la violencia de género ejercida contra el colectivo”, subrayando que “en 2014 la organización detectó 170 casos, a través de su programa de prevención en el que participaron cerca de 2.000 mujeres con discapacidad”.

Durante la Asamblea General Ordinaria de la entidad se aprobaron por unanimidad la memoria de actividades y el balance económico de 2014, el programa de actividades y el presupuesto de 2015 y la incorporación de tres nueva entidades: la Asociación Española del Sueño (Asenarco), la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física (Feddf) y la Confederación Andaluza de Entidades de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Andalucía Inclusiva).