Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

El Gobierno introduce la licencia retribuida por cuidado de hijo enfermo grave

Ambos progenitores deberán trabajar y las reducciones podrán acumularse en cómputos mensuales

Miércoles, 23 de enero de 2013, a las 22:20

Redacción. Pamplona
El Gobierno de Navarra ha modificado este miércoles el reglamento de vacaciones, licencias y permisos del personal funcionario de todas las administraciones públicas de la comunidad para introducir la nueva licencia retribuida por cuidado de hijo menor de edad afectado por cáncer u otra enfermedad grave.

El reglamento, que también incorpora pronunciamientos de los tribunales y clarifica aspectos, ha sido sometido a la Mesa General y tramitado ante la Comisión Foral de Régimen Local, según ha informado el Ejecutivo foral en un comunicado.

Yolanda Barcina, presidenta del Gobierno.

Las novedades más destacadas introducidas en el decreto foral de modificación aprobado son la licencia por cuidado de hijo menor de edad con enfermedad grave (cáncer, entre otras). De este modo, el personal podrá reducirse la jornada a la mitad, o al 75 por ciento de forma excepcional, durante la hospitalización o para el cuidado durante el tratamiento, hasta que el menor cumpla 18 años.

Entre los requisitos para acceder, ambos progenitores deberán trabajar. La jornada se acortará en las primeras o últimas horas y las reducciones podrán acumularse en cómputos mensuales, en todos los casos si es compatible con el funcionamiento del servicio.

Por otro lado, se ha introducido en el reglamento que el personal que disfruta de licencias por parto, adopción o acogimiento, riesgo durante el embarazo y la lactancia natural o con permisos por paternidad o lactancia a tiempo completo, no perderá sus vacaciones si se reincorpora una vez finalizado el año natural al que corresponden.

Asimismo, los permisos retribuidos por el fallecimiento o la enfermedad de familiares de hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad serán de un día natural o dos si el suceso de produce fuera de Navarra. En caso de fallecimiento, el permiso se disfrutará el día del suceso, si no es laborable, el día natural siguiente y si una parte o toda la jornada se ha trabajado, el empleado podrá recuperar estas horas.