Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

El General de Alicante cumple seis meses desde el inicio del programa de trasplante hepático

Se pueden beneficiar entre 30 y 40 pacientes anuales de la provincia

Jueves, 21 de marzo de 2013, a las 16:04

Redacción. Alicante
El Hospital General Universitario de Alicante cumple seis meses de la puesta en marcha del programa de trasplante hepático, por lo que es el único centro de la provincia de Alicante y segundo de la Comunidad Valenciana en llevar a cabo este tipo de intervenciones.

José Antonio Viudas,
gerente del departamento de Alicante Hospital General.

La mejor manera de celebrar que el medio año de andadura del programa es con el éxito de los 15 trasplantes que se han realizado a lo largo de este tiempo.

Con esta acreditación, entre 30 y 40 pacientes anuales de la provincia de Alicante se pueden beneficiar de la puesta en marcha de este programa. Se trata de pacientes con enfermedad hepática terminal, generalmente de evolución crónica y en un pequeño porcentaje de aparición aguda o fulminante.

Tras el trasplante, estos pacientes han de someterse a un seguimiento riguroso, que es más exhaustivo en los primeros meses, y que va espaciándose a medida que pasa el tiempo hasta llegar unas tres o cuatro revisiones anuales; un control que no les impide realizar una vida totalmente normal.

El equipo de Trasplante Hepático está encabezado por el cirujano experto en trasplante hepático y coordinador quirúrgico del programa,Gonzalo Rodríguez Laiz y el coordinador médico del programa, José Such y está respaldado por los coordinadores de trasplantes del Hospital General Universitario, Carlos de Santiago y Purificación Gómez.

Cada vez menos familias dicen ‘no’

El modelo de entrevista familiar desarrollado por el Hospital General Universitario de Alicante, que coordina las donaciones en la provincia, basado en el apoyo emocional a las personas que pierden un ser querido y a la superación de las barreras lingüísticas y culturales para conseguir la aceptación de la perdida en primer lugar y la opción de la donación posteriormente, ha llevado a contar con un alto nivel de donación, así como una alta aceptación de la misma por parte de la población.