13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El gasto en salud de la región supone el 8,8 por ciento del PIB

Se sitúa por encima de la media de España, Reino Unido o Finlandia

Martes, 17 de diciembre de 2013, a las 18:06
Redacción. Bilbao
El gasto total en salud en Euskadi se elevó el año pasado a 5.663 millones de euros, lo que representa el 8,8 por ciento del PIB, según datos elaborados por el Eustat en función de la metodología del Sistema de Cuentas de Salud (System of Health Accounts-SHA 1.0). De este importe, el 73,2 por ciento corresponde a financiación pública y el 26,8 a privada.

El lehendakari Íñigo Urkullu.

El estudio del Instituto Vasco de Estadística indica que, en los últimos años, la variación del importe destinado a salud ha ido "acompasada" a la evolución del PIB, de manera que en 2010 el importe fue de 5.768 millones de euros (un 2,3 por ciento mayor que en 2009), en 2011 de 5.774 millones (con un aumento de un 0,1 por ciento) y en 2012 el importe destinado a salud disminuyó un 1,9 por ciento respecto a 2011.

El gasto en salud per cápita en PPC (poder de paridad de compra en dólares) es de 3.695 en el País Vasco, por encima de países como Reino Unido (3.405), Finlandia (3.374) y España (3.072), que es un 20,3% inferior al vasco. La tabla la encabezan Noruega (con 5.669) y Suiza (con 5.643). Por lo que se refiere a la financiación, el 73,8% del gasto total en salud tiene financiación pública, en línea con los países de su entorno.

Otros indicadores de oferta, como el número de médicos por habitante, estancia media en hospitales o consultas médicas, y de salud, como la esperanza de vida, sitúan a la Comunidad Autónoma Vasca por encima de la media de la OCDE.

El Eustat explica que, en un análisis más detallado de los datos avance de las Cuentas de la Salud de Euskadi para 2012, se aprecia que el gasto corriente en salud supone el 97,9% y el 2,1% restante se destina a formación bruta de capital (inversión).

En el reparto del gasto total por funciones, el 76,9% corresponde a servicios sanitarios individuales. De estas funciones, la de mayor peso es la asistencia sanitaria curativa, que disminuye un 1,4% respecto a 2011. La segunda en importancia es la correspondiente a productos sanitarios dispensados a pacientes externos, que supone un 16,5% del gasto total y disminuye un 3,5% respecto a 2011.

El gasto en asistencia sanitaria de media y larga estancia representa el 16,1% del gasto total y registra una reducción del 0,2%. Otras de las funciones dentro del gasto corriente cuyo importe disminuye respecto a 2011 son los servicios de prevención y salud pública (-1,8%) y servicios sanitarios auxiliares (-0,7%). La asistencia sanitaria de rehabilitación (1,4%) y la función de administración y aseguramiento sanitario (1,1%) registran tasas de crecimiento positivas. La formación bruta de capital cae un 21,6% en 2012.

La estructura de gasto por proveedores es similar a la de periodos anteriores. La mayor parte del gasto se realiza en los hospitales (40,3%) y el segundo lugar en importancia lo ocupan los proveedores de asistencia sanitaria ambulatoria, con un 27,8%.

Los establecimientos de atención medicalizada y residencial representan el 11% del gasto corriente, siendo éste el único gasto que registra crecimiento respecto a 2011 (1,8%).