19 mar 2019 | Actualizado: 19:00

El Estado ‘malgasta’ 200 millones anuales en la formación de médicos sin plaza

El Consejo recuerda que “uno de cada siete estudiantes se pueden quedar en el limbo”

mar 19 mayo 2015. 10.21H
Redacción. Madrid
El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) comienza una nueva campaña reivindicativa con el objetivo de pedir compromisos a los partidos políticos de cara a las elecciones autonómicas respecto a la posible apertura de nuevas facultades, “ya que son los principales actores que pueden poner fin a esta situación”, comentan los estudiantes. El CEEM ha contabilizado una pérdida de 200 millones de euros anuales por la formación de los alumnos que no podrán ejercer.

Domingo Sánchez y Juan Pablo Carrasco.

Los alumnos aseguran que habrá “una catástrofe demográfica en los próximos años”, por esta razón, quieren difundir la actual problemática entre la población para que “no se dejen engañar por promesas electorales o intereses económicos particulares”. Para han realizado nuevo clip explicativo donde cuentan por qué “la apertura de nuevas facultades de Medicina es un error”.

“Hemos elegido la preocupante situación de salida del país de los recién egresados de las facultades de Medicina de España como estandarte de todas nuestras reivindicaciones para las autonomías, ya que se trata de uno de los temas que más preocupa al colectivo estudiantil. Uno de cada siete médicos se pueden quedar en el limbo, sin terminar su formación”, explica Juan Pablo Carrasco, presidente de los futuros médicos.

Se han abierto 12 facultades de Medicina desde 2008, llegando hasta las 40 actuales, estando muy por encima de las recomendaciones de la OMS. Eso hace que cuando la primera generación de médicos de estas facultades acceda a la prueba MIR, serán más de 7.000 estudiantes para 6.000 plazas MIR, compitiendo además con médicos españoles recirculantes que se vuelven a presentar a la prueba y con médicos recién egresados de otros países.

Por lo tanto como mínimo, 1.000 estudiantes por generación perderán la oportunidad de terminar su formación, ya que sin la especialidad no pueden ejercer en el Sistema Nacional de Salud. La formación de un médico, entre el dinero invertido en la Facultad de Medicina y las prácticas hospitalarias, supone alrededor de unos 200.000 euros. Esto, por 1.000 estudiantes, supone 200 millones de euros de pérdidas cada año. Los alumnos  se verán forzados a marcharse al extranjero si quieren especializarse y trabajar como médicos, explica el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina.

Debido a que presenta este éxodo como la opción mayoritaria, surge el origen del nombre de la nueva campaña, ‘#FugaDeFonendos’. “El principal problema de todo esto y lo que nos hace diferentes a otras titulaciones es el modelo de formación en dos etapas, por el cual un egresado de la facultad de Medicina habiendo finalizado su primera etapa, debe tener acceso a la formación sanitaria especializada para poder terminar su segunda etapa y tener opciones a un puesto de trabajo en el Sistema Nacional de Salud, principal empleador de los médicos de nuestro país. Solo con la primera etapa, ni siquiera podemos entrar al paro médico” explica Domingo Antonio Sánchez, vicepresidente del Consejo.

El CEEM denuncia con este movimiento “la absurda y dramática emigración del personal médico que empeora anualmente”. El Consejo recuerda que “un porcentaje nada desdeñable de los estudiantes de Medicina formados en nuestro estado son forzados a abandonar su país y sus vidas para terminar de formarse en el extranjero; todo ello debido a la surrealista incoherencia y permisividad del sistema, el cual ha industrializado la formación médica universitaria generando una inmanejable masificación de estudiantes a los que se engaña deliberadamente con promesas de futuro materialmente imposibles”.

“La columna vertebral de nuestras acciones será una campaña vía Redes Sociales con el hashtag #FugaDeFonendos, a la vez que se enviará una carta a los diferentes partidos políticos que se presentan y tienen opción de gobierno en las próximas elecciones autonómicas para transmitirles nuestra posición respecto al tema y exigirles que dejen de utilizar el futuro de nuestros compañeros con un interés político para conseguir salir elegidos en las elecciones” remarca el vicepresidente Sánchez.

Con esta nueva campaña, los estudiantes de Medicina vuelven a dejar claras sus preocupaciones y reivindicaciones; y utilizan el músculo de su estructura de representación estudiantil para hacerse un merecido hueco en la actual vida política.

ENLACE RELACIONADO:

Acceda a la carta que ha enviado el CEEM a los partidos políticos