21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El empleo precario en sanidad se hace crónico

No obstante, la ocupación sanitaria ha continuado su escalada creciente en los últimos años, a pesar también de las variaciones que ha vivido el sector.

Viernes, 19 de diciembre de 2014, a las 17:50
Cristina Alcalá. Madrid
Desde que estallara la crisis en 2008, el comportamiento de todos los sectores de producción de la economía española no se han comportado de la misma forma. De hecho, en la sanidad no comenzó a notarse sus efectos hasta un año después. Unas consecuencias que modificaron la evolución de los ocupados en este campo, así como el perfil de los salarios y las contrataciones, tal y como recoge el Observatorio de la Sanidad de Fedea en su estudio comprendido entre 2007 a 2014.

Evolución del emplo a tiempo parcial. Fuente: Fedea.

En cuanto a la calidad de los trabajos, el documento constata una evolución del perfil de los empleos sanitarios. Durante la primera parte de la recesión económica, los trabajos empezaron a pasar de indefinidos a temporales. Además, la contratación a tiempo parcial ha sido una opción que ha ganado peso en los últimos años, aumentando hasta en cuatro puntos en el último periodo, del 11 al 15 por ciento.

Por otra parte, los salarios en sanidad han experimentado una evolución totalmente diferente a la de los ocupados, viendo como su situación se cronificaba año tras año. Los sueldos de estos trabajadores, como constata el documento, crecieron en la primera parte de la crisis, hasta 2010, para después de un cierto estancamiento, decaer sin volver a los niveles de 2007.

No obstante, el sanitario no es de los sectores más afectados durante este periodo y, en suma, ha mantenido gran parte de su empleo a costa de una cierta renuncia salarial, casi siempre forzada a través del presupuesto público. En términos relativos, la diferencia entre lo sueldos de los sanitarios y de los trabajadores en general se ha reducido un 10 por ciento.

La ocupación sanitaria continúa su escala en los últimos siete años

Por otro lado, la ocupación de sanitarios (sin incluir a los sociosanitarios, un campo que este organismo abordará en otro informe) ha aumentado 1,2 puntos sobre el total en los últimos siete años, hasta alcanzar cerca del 5,6 por ciento. Es decir, el empleo sanitario ha sufrido durante la recesión, pero menos que otros sectores económicos de España.

En cuanto a la variación del número de ocupados sanitarios en términos interanuales se puede apreciar un comportamiento bastante inestable, como constata el documento. La primera caída pronunciada de este sector se produjo en el último trimestre de 2009, con un 2,2 por ciento menos. Sin embargo, el mayor receso se produjo en el primer trimestre de 2013, a consecuencia de los recortes presupuestarios, del orden del -6,2 por ciento. Un pico que retomó una senda creciente, alcanzando en la actualidad un aumento del 2 por ciento respecto a 2013.

Variación interanual de los ocupados totales y de los sanitarios (por miles) en España. Fuente: Fedea.


Consultas médicas

Respecto a las consultas médicas, tanto en Atención Primaria como Hospitalaria, descienden desde 2010 en ambos sexos, aunque la diferencia entre hombres y mujeres varía en siete puntos (7 por ciento de caída frente al 14, respectivamente). Sin embargo, en total, el número de visitas hospitalarias en 2013 vuelve a niveles de 2006, después de experimentar una crecida durante los años anteriores.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda aquí al informe de Fedea