Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:30

El Donostia incorpora un equipo de resonancia magnética de última generación

Facilitará un mejor diagnóstico y mejorará la detección precoz de patologías

Viernes, 20 de febrero de 2015, a las 12:19
Redacción. Bilbao
El Hospital Universitario Donostia ha incorporado un nuevo equipo de resonancia magnética de última generación, que ha sido adquirido por la sociedad pública Osatek, y que ofrece mayor calidad de imagen y más rapidez, lo que ayudará a los profesionales a mejorar la detección precoz de patologías.

José Manuel Ladrón de Guevara, gerente del Donostia.

Se trata de un equipo con las más altas prestaciones, que posibilitará a los profesionales sanitarios mejorar la calidad de sus estudios en Neurología, Traumatología, Patología Pélvica y Abdominal, Sistema Cardiovascular así como de otras partes del cuerpo.

Con ello, se facilitará un mejor diagnóstico, lo que se traduce en un avance en la detección en fases más tempranas de patologías como las enfermedades neurodegenerativas o en el aumento de la precisión en el diagnóstico precoz y seguimiento de los tumores.

Además, las imágenes y los informes diagnósticos de esta tecnología se integran en la Historia Clínica Electrónica Digital, donde pueden ser consultados por los médicos facultativos de las diversas especialidades y por los propios pacientes, a través de la Carpeta de Salud del Portal de Osakidetza.

Atenderá a  10.000 personas

La inversión realizada para implementar esta herramienta ha sido de 1.345.507 euros y se prevé que permita atender a unos 10.000 al año, en horario ininterrumpido de 7 de la mañana a 11 de la noche todos los días de la semana. 
 
El nuevo equipo de resonancia magnética es de túnel más corto y amplio, lo cual facilita el estudio de pacientes corpulentos o con claustrofobia. Además, incorpora un sistema innovador en la adquisición de la imagen, efectuándose la digitalización de la misma en la propia antena, y no en el ordenador, lo cual permite ganar hasta un 40 por ciento de señal, lo que se traduce en exploraciones más rápidas, y de mejor calidad.

Además, está dotado de la última tecnología para poder realizar las técnicas más avanzadas de espectroscopía, difusión, estudios funcionales cerebrales y cardíacos, análisis de la perfusión de tumores como de mama, próstata, y demás órganos. Asimismo, el nuevo equipo permitirá que la adquisición de imágenes se realice en menos tiempo, algo beneficioso tanto para el paciente como para la organización del servicio, ya que se podrá atender a un mayor número de pacientes.