15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El Interterritorial endurece el protocolo de alerta

Mato asegura que se dedicará “todo lo que haga falta” al seguimiento de esta enfermedad

Viernes, 10 de octubre de 2014, a las 19:02
Eduardo Ortega / Javier Leo. Madrid
El Consejo Interterritorial del SNS, en la reunión urgente celebrada este viernes a causa del primer caso de ébola en España y Europa, ha hecho un ejercicio de unión entre administración central y comunidades autónomas. El seno del grupo ha acordado subir el listón para la activación de los protocolos de la enfermedad, tal y como ha hecho la Comunidad de Madrid.

El Consejo Interterritorial del SNS. En el centro, Ana Mato y Pilar Farjas.


Ana Mato, ministra de Sanidad, ha anunciado este acuerdo tras el encuentro y ha puesto como ejemplo que la bajada del umbral de fiebre que puede despertar la sospecha de ébola baja de 38,6 a 37,7 grados. Asimismo, se elevará el nivel de emergencia para cualquiera que haya tenido contacto directo con pacientes contagiados, que pasará a ser tratado como paciente de alto riesgo. Por ello, los profesionales sanitarios que atiendan a estas personas pasarán a formar parte de esta categoría.

La responsable ministerial también ha informado de que se elaborará una campaña de información pública de cara al paciente, para que conozca la enfermedad y sus características. “Trabajamos en el  marco de la transpariencia y la colaboración”, ha asegurado la titular de Sanidad, que también ha agradecido su colaboración a las regiones. En este sentido, ha concretado que habrá una reunión diaria al más alto nivel, y que se informará al respecto dos veces al día, una por la mañana y otra por la tarde.

Asimismo, le ha hecho un guiño a los sanitarios, asegurando que son ellos los que llevan el mando en la lucha  contra el ébola. “Tenemos que seguir de la mano de los profesionales, que son quienes tienen que marcar el camino”, ha asegurado.

Además, ha informado de que continúan en marcha las investigaciones para saber qué ha fallado en el protocolo del Hospital La Paz, al tiempo que ha asegurado que se harán públicos los resultados de las mismas una vez concluyan. Mato ha añadido que se dedicará  “todo lo que haga falta” al seguimiento y control del virus en cualquier punto del país.

Manifiesto

Por otro lado, tanto Ministerio de Sanidad como comunidades autónomas han acordado un manifiesto público (leído ante la prensa por Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad y Consumo) en el que han dejado clara su postura común ante la alerta sanitaria desatada esta semana en Madrid.

En el mismo, se destaca "la importancia de la creación de un Comité Especial Interministerial para la gestión en España de la enfermedad por el virus Ébola, intersectorial y de carácter transversal  así como de un Comité Científico que ayudará en las tareas a este Comité Especial". También que "la continuación y el refuerzo de las actuaciones coordinadas entre el Ministerio de Sanidad y las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas, se realizará en el marco de la Comisión Nacional de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que se convertirá en punto de contacto en tiempo real para el intercambio de información sensible".

Además, se ha acordado "trasladar a la Unión Europea la consideración de incorporar expertos al Comité de Seguridad Sanitaria para las tareas de coordinación en el terreno donde se localizan los focos de la enfermedad y abordar las reformas estructurales necesarias" en los países africanos afectados.

Las CCAA, satisfechas

Tras la reunión, varios consejeros se han parado a dar su versión sobre la reunión. Todos ellos han coincidido en la unidad de acción y han dejado las críticas a la gestión para más adelante. El titular de Salud catalán, Boi Ruiz, ha insistido en que se está investigando dónde falló el protocolo y ha destacado que “España no tiene un problema de salud pública de ébola, es un caso concreto concentrado (…) todos los esfuerzos están centrados ahora en que no se expanda y en que ninguna persona contagiada entre en España”.

En la misma línea, la consejera andaluza, María José Sánchez Rubio, ha subrayado la satisfacción de su comunidad por ser atendidas “gran parte” de sus peticiones. Entre ellas, ha comentado, “la de mostrar total apoyo a los profesionales sanitarios”. “Esperamos que con la declaración conjunta emitida hoy se compensen las declaraciones del consejero (de Madrid, Javier Rodríguez) y que quede clara la unidad de acción en salud pública de todas las comunidades en este caso”.

"La imagen de unidad es una demostración de que cuando un país tiene grandes problemas somos capaces de ponernos de acuerdo, sería incomprensible para los ciudadanos que vieran un Consejo dividido", ha coincidido el consejero de Asturias, el socialista Faustino Blanco, quien ha insistido en que la salud pública no es una cuestión "ideológica" sino un asunto de seguridad de la población.

Según ha asegurado, durante el encuentro no se han centrado en estudiar "quién ha podido cometer errores" sino en consensuar la necesidad de que haya una investigación y su resultado se traslade a la opinión pública. A su juicio, desde la autoridad sanitaria es importante "dar seguridad a los ciudadanos y transmitir la tranquilidad necesaria", para lo que considera necesario "actuar con transparencia, dar información rápidamente y que las investigaciones se realicen en un tiempo razonable".

También ha apoyado la decisión del Gobierno de crear el Comité Especial para la Gestión de la Enfermedad y una comisión científica de expertos, porque cree que eso traslada a la población la idea de que "el Gobierno gobierna y da seguridad".

Blanco ha aprovechado además para trasladar a la ministra de Sanidad la necesidad de que exista un centro de referencia nacional para enfermedades "de baja prevalencia e infecciones complejas" como es el caso del ébola, y se ha referido al caso del hospital Carlos III de Madrid.

ENLACES RELACIONADOS

Unidad de las autonomías y Sanidad ante la crisis (INCLUYE AMPLIO REPORTAJE FOTOGRÁFICO)

Acceda al manifiesto conjunto del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas.