14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

El Consejo Genético Oncológico echará a andar a principios del año que viene

Hasta ahora se desarrollaba solo en algunos hospitales del sistema sanitario público

Lunes, 27 de octubre de 2014, a las 14:24
Redacción. Sevilla
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se ha reunido este lunes con profesionales de Oncología y asociaciones contra el cáncer de mama con el fin de analizar el consejo genético oncológico, un programa que Andalucía pondrá en marcha a principios de 2015 para reducir la incidencia, morbilidad y mortalidad de este tipo de tumores en mujeres con alto riesgo familiar.

Susana Díaz durante su encuentro con profesionales de Oncología y asociaciones contra el cáncer de mama.


La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha destacado que en esta reunión tanto la presidenta como las asociaciones han conocido de primera mano esta nueva medida de lucha contra el cáncer de mama hereditario, que tiene incidencia sobre todo entre mujeres jóvenes. De esta forma, el consejo genético, que hasta ahora se desarrollaba en algunos hospitales del sistema sanitario público andaluz, se va a sistematizar a partir de enero, según ha apuntado la consejera, que ha hecho hincapié en la importancia de la prevención.

En la reunión, además, la presidenta, las asociaciones y los profesionales de Oncología han abordado la necesidad de prestar “apoyo psicológico” a las pacientes de cáncer de mama en la fase posterior, tras la intervención quirúrgica.

Por un lado, el programa recoge la elaboración de pruebas diagnósticas basadas en la biología molecular, favoreciendo así la actuación clínica en sus fases iniciales, para elevar la calidad de vida y reducir el riesgo de mortalidad de las mujeres que lo padecen.

Junto a las pruebas genéticas, se van a elaborar protocolos de prevención, diagnóstico precoz y tratamiento que procedan en cada caso, ya que las personas portadoras de mutaciones hereditarias, a diferencia de la población general, tienen un riesgo elevado de desarrollar cáncer y además a edades más tempranas.

El consejo genético es un proceso informativo sobre el riesgo de padecer cáncer que tiene cada sujeto; las posibilidades de transmitirlo a las siguientes generaciones; las medidas preventivas y terapéuticas que se pueden realizar para evitarlo o diagnosticarlo de forma precoz; y la rentabilidad clínica de realizar un test genético cuyo resultado permita optimizar la estimación del riesgo percibido.

Para la implantación de este consejo genético, ha explicado la Junta, se cuenta con la experiencia y trabajo ya consolidado en muchos de los centros de la sanidad pública andaluza, por lo que se trata de homogeneizar los protocolos de asistencia, ordenar la realización de pruebas genéticas necesarias y poner en marcha el consejo genético oncológico en Andalucía para reducir la morbilidad y mortalidad asociada al cáncer desde la prevención y el diagnóstico precoz. Para ello, el primer paso ha sido la constitución del Grupo de Consejo Genético en Cáncer, dentro del Plan Integral de Oncología y en colaboración con el Plan de Genética.

Se estima que en los primeros años de la implantación del Consejo Genético Oncológico en Andalucía para el cáncer de mama, se realicen pruebas genéticas a una media de 270 pacientes al año, a lo que deben sumarse las pruebas de los familiares directos si es positivo el test, por lo que la cifra total de personas beneficiarias cada año sería de más de 1.500.