16 nov 2018 | Actualizado: 12:40

El Colegio de Médicos de Zaragoza se convierte en espacio cardioprotegido

El objetivo es que crezca la posibilidad de asistencia real inicial de la población

Lunes, 26 de enero de 2015, a las 13:21
Redacción. Zaragoza
La presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concha Ferrer y el presidente de la Sociedad Aragonesa de Simulación Aplicada a la Medicina (Sasam), Javier Pueyo, han presentado en la sede colegial la iniciativa de convertir a la institución en espacio cardioprotegido.

Concha Ferrer.

Con motivo de la puesta en marcha del Código Infarto Aragón, el  colegio se suma a esta iniciativa  con la adquisición de dos desfibriladores semiautomáticos (DEAs), uno para la sede central y otra para el centro de formación, convirtiendo sus instalaciones en espacios cardioprotegidos.

A este fin, la Sasam ha formado a personal no sanitario de ambos espacios, y ha procedido a su registro según la normativa vigente, y acorde a las últimas recomendaciones internacionales ILCOR, Europeas, ERC, y del Consejo Español, CERCP.

De esta forma, el COMZ quiere contribuir a aumentar la sensibilización y la posibilidad de asistencia real inicial de la población. Mediante estas medidas el Colegio de Médicos de Zaragoza contribuye a aumentar el número de personas con capacidad para reconocer una parada cardiorrespiratoria, iniciar las medidas de soporte vital básico y solicitar ayuda a los servicios de emergencia mediante el 061 o el 112, además de dotar a sus sedes de la herramienta adicional necesaria para contribuir a salvar vidas: el desfibrilador.