13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El cáncer y las enfermedades crónicas provocan casi la mitad de las muertes en Europa

A medida que la población vive más, los fallecidos por cáncer y enfermedades crónicas aumentan

Martes, 18 de septiembre de 2012, a las 13:02

Redacción. Madrid
El cáncer y las enfermedades crónicas representan casi la mitad de las muertes no repentinas que se producen en la Unión Europea, según una investigación publicada en el 'British Medical Journal Supportive & Palliative Care'.

John Dalli, comisario europeo de Salud.

El estudio utilizó los datos de los certificados de defunción de los 27 países europeos en 2007, si bien en Bulgaria, Bélgica, Dinamarca o Malta la información más actualizada correspondía a 2004 o 2006. En total, la población de la UE en ese período fue de 495 millones, de los cuales 4,8 millones fallecieron. De éstos, 2 millones lo hicieron por cáncer (1 de cada 4), insuficiencia cardiaca crónica (1 de cada 20), enfermedad respiratoria crónica, diabetes, insuficiencia hepática crónica, demencia, enfermedades neurológicas, insuficiencia renal crónica o VIH/sida.

Mientras que la tasa de muertes súbitas estuvo en 594 por cada 100.000 habitantes, la tasa bruta de mortalidad por cada 100.000 habitantes fue de 409 para el cáncer y las enfermedades crónicas en el año 2007, aunque varió considerablemente entre unos países y otros. Así, la tasa fue más alta en Bulgaria, Hungría y Dinamarca y más baja en Chipre, Irlanda y Eslovaquia. Además, se observó como la tasa sube con la edad. Bulgaria, Dinamarca y los Países Bajos encabezaron la lista de países con las tasas más altas entre los grupos de mayor edad, mientras que Letonia, Lituania y Estonia tuvieron las tasas más bajas.

En general, los países con tasas de mortalidad relativamente altas para el cáncer y las enfermedades crónicas tuvieron tasas relativamente bajas de muertes súbitas entre los mayores de 65 años. Por eso los autores concluyen que, a medida que la población vive más años, la cifra de fallecimientos por cáncer y enfermedades crónicas sigue aumentando. De ahí la necesidad de implementar estrategias de cuidados paliativos y facilidades para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.