Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Miércoles, 20 de junio de 2012, a las 01:07

José Antonio Monago, presidente de la Junta; Luis Alfonso Hernández Carrón, consejero de Salud y Política Social; y Albino Navarro, gerente del Servicio Extremeño de Salud.

Redacción. Mérida
El presidente del Gobierno extremeño ha inaugurado el Banco de Sangre y Tejidos, una apuesta por “adaptar los servicios a las necesidades demandadas, centralizarlos y simplificar la estructura” del sistema sanitario de la región”, según ha destacado José Antonio Monago.

El dirigente extremeño ha explicado que el Banco de Sangre de la región “había sufrido un importante deterioro” y que “ahora pasa de 700 metros cuadrados a 1.500 cuadrados” y cuenta, además, con un banco de tejidos y un banco de leche, que es “uno de los siete existentes en el conjunto de España y que contribuye a la mejora sustancial en la atención a los recién nacidos”.

“Hoy no sólo hemos dado un paso más para igualarnos al conjunto de España sino que hoy hemos avanzado en la carrera como comunidad pionera en el sistema sanitario”, ha señalado Monago, quien ha resaltado que esto se está realizando “con un elevado sentido de la responsabilidad”, al igual que se está “llevando a cabo toda la gestión en sanidad a la que obliga la situación económica que nos ha tocado vivir”, ha concluido.

El presidente de la Junta ha insistido en la necesidad de “racionalización del gasto público” ya que “es responsabilidad de todos mantener los derechos alcanzados con esfuerzo y trabajo en común, pero para ello” hay que “cambiar la dinámica de los últimos años”.

“Es hora de ser efectivos, evitar duplicidades y apostar por la eficiencia y la efectividad, es tiempo de austeridad, es momento de conseguir los mismos resultados con un menor desembolso, hacer más con menos”, ha destacado Monago.

Asimismo, José Antonio Monago ha alabado la “generosidad” de los extremeños porque Extremadura está “muy por encima de la media nacional en donación de sangre”; y ha ensalzado que “España se sitúa a la cabeza del mundo en el número de donaciones y de trasplantes”, por lo que “es motivo de orgullo conocer este dato en esta sociedad a veces tan deshumanizada”, ha matizado.

“Tenemos que estar orgullosos de la entrega que hace el pueblo extremeño, y aunque como decía Séneca, la recompensa de una buena acción es haberla hecho, es justo que esa entrega tenga un camino de retorno” por lo que “era momento de contar con las instalaciones que nos situasen al nivel del resto de España y tener así más posibilidades de canalizar nuestra solidaridad”, ha enfatizado Monago.