Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El 97% de los médicos cree poder aportar alternativas a la externalización de la gestión

El 89,5 por ciento de los sanitarios consultados considera malo o muy malo el Plan de Garantía de la Comunidad de Madrid

Lunes, 04 de febrero de 2013, a las 17:41

Redacción. Madrid
El 96,7 por ciento de los profesionales sanitarios cree que pueden aportar soluciones para evitar la externalización de la gestión de la sanidad madrileña, mientras que el 82 por ciento opina que las experiencias de este estilo en otros países se han mostrado “ineficaces”, según se desprende de los datos de una encuesta realizada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), en la que han participado 3.028 profesionales sanitarios.

Josep Basora, presidente de Semfyc.

La iniciativa está incluida en la plataforma ‘Madrid somos todos’ que Semfyc puso en marcha el pasado mes de diciembre para mostrar su apoyo a los profesionales que han manifestado su oposición a la decisión del Gobierno de la Comunidad de Madrid de externalizar la gestión de seis hospitales y 27 ambulatorios.

De los encuestados, el 76 por ciento son médicos de Familia, un 10 por ciento pertenece a otras especialidades, el 6,7 por ciento son enfermeros y un 3,7 por ciento desempeña otras profesiones sanitarias. Un 91,6 por ciento ha manifestado que apoya la decisión de los directivos de los centros de salud de presentar su dimisión a la Consejería de Sanidad dirigida por Javier Fernández Lasquetty.

El 89,5 por ciento de los sanitarios consultados considera mala o muy mala la ley aprobada en la Comunidad de Madrid. “Son medidas absolutamente inadecuadas que ponen en peligro la viabilidad de un sistema público”, subraya el presidente de Semfyc, Josep Basora. “Además”, continúa, “no vienen avaladas por ningún dato que permita inferir la mayor eficiencia del modelo que se propone; tampoco tienen detrás ningún estudio económico que demuestre que se va a producir el ahorro que se proclama. Es más: algunas experiencias previas en nuestro entorno sanitario cuestionan seriamente la eficiencia de la gestión privada de los centros sanitarios públicos”.