Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00
Lunes, 06 de abril de 2015, a las 15:58
Redacción. Palma
El programa de Cirugía de Oncología Peritoneal ha cumplido su primer año de actividad en el Hospital de Son Espases, periodo durante el cual se han intervenido a 27 pacientes. En concreto, la carcinomatosis peritoneal es una diseminación tumoral en forma de pequeños nódulos por toda la cavidad abdominal, producida por algunos cánceres como el de colon, de apéndice o de ovarios. Se trata de un tipo de cáncer de difícil tratamiento y con unos elevados índices de mortalidad. 

El director general del IB Salut, Miquel Tomás.

No obstante, mediante las intervenciones de Cirugía de Oncología Peritoneal, actualmente es posible alargar la esperanza de vida de los pacientes con carcinomatosis peritoneal y, en algunos casos puntuales, se consigue cronificar la enfermedad.

La carcinomatosis peritoneal es una enfermedad producida por la diseminación de diferentes tipos de tumores malignos originados en el abdomen. Los tumores que la producen con mayor frecuencia son el cáncer de colon, el cáncer de ovario y el cáncer apendicular. Otros tumores que también pueden producirla son el cáncer gástrico y el cáncer de páncreas.

El cáncer colorrectal es uno de los tumores malignos más frecuentes en Baleares, según el Ib-Salut. Su progresión se realiza de forma lenta y asintomática y, a diferencia de las metástasis hepáticas, ha sido considerada, hasta hace poco tiempo, una patología sin tratamiento y prácticamente terminal.

Investigaciones promovidas, desde principios de los años noventa, por el profesor Sugarbaker en Washington han conseguido importantes avances en este campo. En primer lugar, se ha demostrado que, en muchos pacientes, estas metástasis peritoneales pueden permanecer limitadas al abdomen durante períodos relativamente largos.

En segundo lugar, se ha comprobado que, mediante la extirpación quirúrgica de toda la masa tumoral (cirugía citorreductora) y la aplicación de quimioterapia dentro del abdomen a una temperatura de entre 41ºC y 43ºC (quimioterapia intraperitoneal hipertérmica - HIPEC), es posible aumentar de forma significativa la esperanza de vida de los pacientes e incluso llegar a cronificar la enfermedad en algunos casos.

Por su parte, el cáncer de ovario es un tumor que, en el momento del diagnóstico, ya presenta carcinomatosis peritoneal en el 70 por ciento de las pacientes. Hasta hace poco tiempo, el tratamiento consistía en la extirpación parcial del tumor seguida de quimioterapia intravenosa. Hoy día, se ha demostrado una mayor supervivencia con la extirpación completa del tumor y la administración de quimioterapia intraperitoneal. Todo este proceso es laborioso y complejo.

La duración media de las intervenciones es de unas 9 horas y requiere la participación de un equipo multidisciplinar formado por: oncólogos, gastroenterólogos, cirujanos, radiólogos, anestesiólogos, patólogos y personal de enfermería especializado.