22 de junio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 13:05

El 22% de los médicos no quiere que el paciente acceda a su historia clínica

Más de cien directivos del sector debaten sobre la organización digital de la sanidad

Martes, 10 de noviembre de 2015, a las 16:23
Javier Barbado / Imagen: Cristina Cebrián. Madrid
El 22 por ciento de los médicos reniega de facilitar al paciente, si de ellos dependiese, el acceso directo a su historia clínica, en tanto que el 75 por ciento lo respalda, según cifras dadas a conocer durante el Foro Sanitas 2015 por Jorge Velázquez, director de Sistemas de Sanitas Hospitales.

José Francisco Tomás, de Sanitas, explica dos proyectos de la compañía.

Entre los motivos que explican ese recelo de los facultativos se encontraría el rechazo a posibles denuncias del paciente o a que amplíe su conocimiento más allá de lo oportuno desde el punto de vista de la Medicina clínica más conservadora, aunque ambos extremos no se han mencionado por el ponente ni se recogen, a priori, en la encuesta.

Como parte de ésta se ha dado a conocer, asimismo, que el 88 por ciento de los pacientes desea disponer de acceso a su historial, y, sin embargo, apenas el 24 por ciento lo consigue hacer.

Todo ello debe encuadrarse en el contexto de una proliferación notable en España tanto de la historia clínica electrónica como del hospital sin papeles, que serán una realidad homogénea a medio plazo, según han concluido tanto Jochen Grüning, director de Sistemas de Hospiten, como Rafael Bengoa, director de Deusto Business School Health, durante el foro, que se ha celebrado este martes en Madrid.

En la misma línea, Sergio García, CIO de HM Hospitales, ha resaltado la intención del grupo de “hacer partícipe al paciente de los procesos que se le aplican”, y que, por lo general, solo el clínico conoce. Y, en este sentido, ha dado a conocer el sistema Hosma 2.0 de HM Hospitales, que incluye prestaciones como cita on-line, historial accesible desde el portal del paciente, interconsultas o aplicaciones multiplataforma, entre otras ventajas. 

Cambio de la tecnología al servicio

Por su parte, Ángel Blanco, director de Organización, Procesos, TIC y Digital de Quirónsalud, ha explicado que esta compañía lleva a cabo, en este momento, un cambio en el modelo asistencial “de la tecnología al servicio” a partir de cuatro pilares: la integración vertical, como la consulta electrónica en Atención Primaria tanto en la sanidad pública como en la privada, o las salas de teleconsulta que ya existen en los centros del grupo en Madrid; y la horizontal o trabajo en red (como el llamado ‘teleictus’: especialistas que monitorizan al paciente y se coordinan con el médico, y que se hace, por ejemplo, en el Hospital de Valdemoro, o la digitalización de la anatomía patológica).

Jorge Velázquez (primero por la dcha.) y el director ejecutivo de Sanitas, José Francisco Tomás (en el centro) durante el foro.


En tercer lugar, el enfoque de la práctica médica por procesos, lo que implica automatizar flujos de trabajo, sistema de avisos y localización on-line del personal sanitario (que ha demostrado ahorros del  50 por ciento del presupuesto); y, en cuarto lugar, acudir adonde se encuentra el paciente por todos los canales disponibles.

Los pacientes no presenciales también cuentan

El directivo de Quirónsalud ha puesto, asimismo, hincapié en los servicios no asistenciales, porque complementan la consulta clásica del enfermo enriqueciéndola y, además, condicionan al hospital a fomentar su transparencia y agilizar sus trámites.

Por su parte, Grüning, de Hospiten, ha explicado que el grupo de hospitales del grupo en España (entre ellos, el MD Anderson Cancer Center en Madrid) República Dominicana, México y Jamaica, trabajan de forma unificada a partir de un solo servidor, lo que permite homogeneizar los estándares de calidad y exportar los conocimientos.

Santiago Martínez, de Centro de Análisis Sanitarios; Jose María García, gerente de Centro Médico Maestranza; Fernando Echevarne, director general de Laboratorios Echevarne, y Pablo Echevarne, director de la Zona Centro de la misma compañía.


Miguel Mariné, director médico del Hospital de Torrejón; Luis Arnaiz, jefe de Intensivos del Hospital de La Moraleja; y Santiago González, director médico de MD Anderson.


José Miguel Sanabria, de Hermanas Hospitalarias; Fernando Betero, del Hospital Nuestra Señora del Rosario; Tomás Martínez, del mismo centro; María José Campos (del mismo hospital); y Raquel González, de Recursos Humanos del Hospital San Rafael.


Antonio López, de Grupo Médico López Cano; Antonio Recio, de Grupo Oncosur; Jonás Morais, de Clínica Radón-Oncología; y José Alfonso Martos, gerente de Relaciones Institucionales de Dadisa.


Jordi Durán, de MDB Laboratorios; Pedro Iglesias, de Diagnoslab; e Iñaki Ferrando, director de Comunicación Médica de Sanitas.


En la primera imagen, Javier González, responsable médico  de Cardiometabolismo de Novartis, con Juan José Quijano, director de Innovación e Investigación Clínica en Sanitas. A la dcha., Fulgencio González, de Laboratorios Surlab, y Apolinar Serna, de Megalab.


En el centro, Iñaki Ferrando, flanqueado por Ignacio Acitores, jefe del Servicio de Radiología del Hospital Sanitas La Zarzuela, y Víctor López, dermatólogo privado.


Óscar Domínguez, de Recursos Humanos en Sanitas; Llanos González, directora de Enfermería del Hospital de Torrejón de Ardoz de Madrid; e Ignacio Martínez, gerente de este centro hospitalario.


De Sanitas Madrid y de izq. a dcha.: las responsables asistenciales Elena María Luengo, Mónica Martín, Rocío Antón y Patricia Garlaschi, y Manuel Rodríguez, controller.


A la izq., los oftalmólogos Julián Sánchez (coordinador médico en Centro Oftalmológico Oculoplástico de Madrid) y David Antolín, jefe de Servicio en el Hospital de Torrejón de Madrid. A la dcha.: Iñaki Ferrando y Bernard Lendinez, director general de Centro Médico  Infanta Mercedes de Madrid.