Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

La central de compras debe ir más allá del ahorro

El director general del Ingesa lamenta los múltiples recursos a la normativa

Sábado, 25 de mayo de 2013, a las 16:29

Javier Barbado / Imagen: Pablo Eguizábal y Adrián Conde. Sigüenza (Guadalajara)
Altos cargos de primer rango de los servicios regionales y consejerías de salud autonómicos han expresado su respaldo a la Plataforma de Central de Compras en la que trabajan el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) y el propio Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, al tiempo que comprenden la cautela de los potenciales proveedores de productos (no en vano, la normativa que regula su creación ha sido objeto de diversos recursos ante los tribunales, como ha informado con puntualidad este periódico). Sus opiniones han quedado recogidas durante la primera jornada del II Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria, que ha organizado Sanitaria 2000, empresa editora de Redacción Médica, en el Parador Nacional de Sigüenza (Guadalajara), y que ha dispuesto de la colaboración de Gasmedi, GE Healthcare, Novartis y Roche.

José Julián Díaz Melguizo, director general del Ingesa; Cristina Montes Norniella, directora de Gestión Económico Financiera del Sespa; Carlos León Rodríguez, director general de Ordenación y Atención Sanitaria de la Consejería de Sanidad de Cantabria; Pablo Crespo, responsable del Departamento Legal de Fenin; y Amparo Carrión, directora general de Gestión Económica e Infraestructuras del Sescam. 

Entre los ponentes, el propio director general del Ingesa, José Julián Díaz Melguizo, ha defendido la plataforma como una idea pendiente desde que, en la Conferencia de Presidentes Autonómicos, se puso sobre la mesa la preocupación por erigir un sistema de compras para el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Por su parte, la industria de la tecnología sanitaria ha estado representada por Pablo Crespo, responsable del Departamento Legal de la Fenin (Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria), y su posición respecto a la plataforma ministerial se resume en que “nos mantenemos a la expectativa” de cómo se regule e implante en última instancia, pero también ha señalado el riesgo de que “la concentración del mercado derive en una pérdida de tejido empresarial”.

Díaz Melguizo explica el origen de la plataforma.

Montes detalla la posición ante la central en Asturias.

Desde su punto de vista, la central de compras para la sanidad pública española “debería estar basada en el paciente y en el profesional; caracterizarse por su perfil competitivo, su calidad y capacidad de innovación, todo ello manteniendo la calidad asistencial del sistema”. En este sentido, ha recordado que la reducción del presupuesto para sanidad por parte del Gobierno central “es una realidad: 7,84 por ciento de reducción de presupuestos entre 2012 y 2013”.

En su turno, la directora de Gestión Económico-Financiera del Servicio de Salud de Asturias, Cristina Montes Norniella, ha mostrado su apoyo a la plataforma estatal, pero también ha alertado de que sus objetivos se queden en resolver la situación económica en lugar de consolidar una estructura de funcionamiento a largo plazo.

Crespo enumera qué tipo de plataforma desea Fenin,

Carrión habla de la red corporativa de compras.

Por último, la directora general de Gestión Económica e Infraestructruras del Sescam, Amparo Carrión, se ha mostrado dispuesta a colaborar y aceptar la plataforma en el contexto de la política autonómica castellano-manchega, que ha desarrollado por su cuenta una “red corporativa de compras agregadas” para unificar criterios en todos sus centros. Esta medida –que Carrión explicó con detalle al auditorio– forma parte del Plan de Garantías autonómico, eje de la política sanitaria del Partido Popular en esta comunidad autónoma que ha demostrado su validez en la reducción del déficit lograda en 2012 e incluso en el primer cuatrimestre de este año.

Votación telemática

La mesa se cerró con la contestación, por parte del auditorio, a una serie de preguntas que podían ser contestadas por medio de tecnología digital. Así, el 61 por ciento de los asistentes se mostró en contra de que el proyecto de la plataforma diese marcha atrás tal como lo ha planteado el Ingesa y el Ministerio de Sanidad. Y, por otra parte, el 76 por ciento de los directivos que acudieron al foro consideró que, sin embargo, existen razones para que los proveedores recelen del proyecto.