17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Chikungunya: Enfermería también pide formación

El sindicato Satse reclama instrucción específica al colectivo sobre la enfermedad

Lunes, 31 de agosto de 2015, a las 13:19
Redacción. Madrid
Los enfermeros no quieren ser menos que los médicos. Por eso se han dirigido al Ministerio de Sanidad para reivindicar que no los descarten en sus planes de formación específica sobre el virus chikungunya, que transmite la picadura del mosquito tigre y del que se han contabilizado en España decenas de casos en lo que va de año, aunque solo se ha demostrado como autóctono o no importado uno de ellos este verano en la Comunidad Valenciana.

Rafael Reig Recena, secretario general de Acción
Sindical de Satse.

“Tras registrarse el primer contagio en nuestro país y ante la posibilidad de que se produzcan nuevos casos, Satse considera imprescindible que se mejore la formación sobre el mismo  para que los profesionales de Enfermería puedan ofrecer una atención más rápida y eficiente”, ha destacado este sindicato en un comunicado remitido a los medios.

En él el colectivo ha resaltado, asimismo, que una formación adecuada lleva consigo que los profesionales enfermeros, en especial los que prestan sus servicios en Urgencias o en Atención Primaria, reconozcan e identifiquen con una mayor celeridad los síntomas de la enfermedad.

Como ya informó Redacción Médica, el Ministerio de Sanidad puso en marcha, hace años, un Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante Enfermedades Transmitidas por Vectores, que incluye un subplan prioritario para el abordaje de la patología. En esta línea de actuación, sus responsables han remitido sendas encuestas a las tres sociedades científicas de Atención Primaria (Semergen, Semfyc y SEMG) que éstas han recibido y que tratan de evaluar el grado de conocimiento del problema por los médicos del primer nivel asistencial.

De esta forma -han apuntado la organización sindical- se evitan situaciones de “colapsos” o importantes retrasos en los diferentes servicios sanitarios, y se asegura un diagnóstico certero de la enfermedad y sus consiguientes repercusiones en la salud de cada uno de los afectados.

Asimismo, Satse ha recordado “la importancia de que todas las administraciones sanitarias competentes adopten las diferentes medidas preventivas necesarias ante el virus chikungunya, ya que, además de propiciar una mejor atención al usuario, se consigue una gestión más eficiente en tiempo, dinero y recursos”.

ENLACES RELACIONADOS:

La sanidad española acelera su plan de respuesta al chikungunya (30/08/15)