Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 17:20
Miércoles, 19 de noviembre de 2014, a las 16:39
Redacción. Madrid
Los delegados de Salud Laboral de CESM se han reunido este miércoles en la sede de la Confederación en Madrid, una jornada coordinada por la secretaria del sector Pilar Bartolomé. Han solicitado que el personal que aborde los contagios sea “voluntario con experiencia, remunerado y liberado de su función habitual.”

Pilar Bartolomé.

También han reclamado por unanimidad la existencia de “un centro de referencia para el ébola en España, que podría ser el Hospital Carlos III o bien el Gómez Ulla, ya que de ese modo, se minimizarían tanto el coste de las dotaciones como el riesgo epidemiológico que entrañaría nuevos casos de infección”.

Ésta es la principal conclusión de la encuesta que días atrás se remitió desde CESM a todos los sindicatos autonómicos solicitando información y su parecer sobre las pautas de actuación futuras ante eventuales nuevos brotes de esta enfermedad.

Además de la conveniencia de que haya un único centro de referencia en el país, existe un amplio consenso en la percepción de que la gestión por parte de los responsables en las distintas comunidades “ha sido atropellada, improvisada, a remolque de tendencias y con mala transmisión por parte de los gestores y cargos intermedios hasta que se decidió un protocolo único básico”.

CESM asegura que actualmente se está siguiendo en todas las comunidades el protocolo último adoptado en el Consejo Interterritorial y aprobado para toda España, sin embargo, para la Confederación, “la coordinación a nivel de Salud Pública entre todas las comunidades no ha de tener fisuras políticas, ideológicas, o de cualquier entidad.”

Además, los socios de CESM creen que es necesaria una mayor formación, aunque en la mayoría de las comunidades se han llevado a cabo iniciativas al respecto desde agosto. La mayoría de las respuestas incide en la formación en simulaciones ante casos de riesgos biológicos, definición de roles de cada profesional y de las salas de aislamiento en los centros

“No bajar la guardia”

“Lo primero que hay que remarcar es que el haber superado la crisis provocada en nuestro país por el ébola, no es garantía total de que no se pueda volver a repetir”, ha explicado Pilar Bartolomé al término del encuentro. Añade, no obstante, que “la gran diferencia ante un eventual nuevo caso contagio es que esa persona ya tendría una infraestructura, un protocolo, y unos profesionales que sabrían combatir el virus con más seguridad, y por tanto mayores garantías para superar la infección”.

Lo importante ahora, subraya, es “no bajar la guardia”, ni ante el Ébola ni ante cualquier riesgo biológico o brote inesperado paludismo, tuberculosis, a malaria, etc.

ENLACE RELACIONADO:

REVISTA MÉDICA / ¿Preparados para el ébola? (12/10/14)