19 nov 2018 | Actualizado: 10:20
Viernes, 27 de marzo de 2015, a las 16:23
Redacción. Málaga
La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras (FSS-CCOO) de Andalucía va a iniciar una campaña informativa, dirigida principalmente a mujeres embarazadas, sobre salud laboral en los centros sanitarios privados. La idea llega después de que el sindicado haya detectado que cerca del 33 por ciento de este colectivo desconoce sus derechos laborales.

Martín.

Según la información que se concluye de este estudio, en el sector sanitario privado andaluz, el 81 por ciento de las mujeres que trabaja en este ámbito tiene constancia de que en su convenio se regula el riesgo de embarazo y lactancia y, por su parte, un 33 por ciento desconoce sus derechos laborales y los pasos a seguir para solicitar este permiso dentro de su empresa.

Igualmente, destaca que un 52 por ciento desconoce si en su empresa existe un protocolo de actuación en caso de acoso sexual o por razón de sexo. “Las empresa sanitarias deben actuar con más decisión y eficacia y revisar las políticas de seguridad incluyendo, específicamente, un compromiso de integrar el género, además de los objetivos y procedimientos pertinentes en una plantilla formada mayoritariamente por mujeres”, relata Rosa María Martín, secretaria de Salud Laboral de este sindicato. “Vamos a conseguir que el cumplimiento de las normativas sea un hecho en las empresas y si nuestras peticiones son ignoradas buscaremos la interlocución de la Inspección de Trabajo", asegura Martín.

Para la FSS-CCOO Andalucía proteger adecuadamente la salud reproductiva y la de la mujer embarazada y lactante, evitando los riesgos, es una cuestión de “máxima importancia”. “El derecho a la protección de la salud y a la no discriminación de género son dos derechos fundamentales y entrelazados que demuestran, en su buena aplicación, una excelente salud en el ámbito laboral, añade la líder sindical.

Martín sostiene que hay que ser consciente también de la importancia del cumplimiento de la Ley de Prevención y la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, ya que le otorgan a la mujer trabajadora que en su puesto de trabajo se determinen las condiciones que puedan influir en su salud o en la del feto y, en el caso de revelarse un riesgo, adoptar las medidas para evitarlo o adaptar su puesto de trabajo. Sin embargo, señala la dirigente sindical, más de un 30 por ciento desconoce si los riesgos de su trabajo son o pueden ser nocivos para la salud del embarazo e incluso un 39 por ciento no sabe quién elige el turno en caso de lactancia natural.