Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:05

Cataluña levanta la veda a urgencias como especialidad médica

Hace oficial la figura del jefe de Servicio en lugar de coordinador

Lunes, 20 de octubre de 2014, a las 16:24
Cristina Mouriño / Javier Barbado. Madrid
Cataluña ha rebasado la línea roja que separa a las urgencias del rango de especialidad médica al dotar de amparo administrativo a los profesionales del Instituto Catalán de la Salud (ICS) para que se organicen en el hospital como lo hacen los integrantes de cualquier otro servicio.

A medio plazo, en efecto, sus ocho hospitales dispondrán de servicios clínicos de urgencias con un jefe al mando equiparable al de cualquier otra especialidad médica (en lugar de la figura actual del coordinador de Urgencias, que en la práctica rebasa las funciones que le asigna la normativa vigente, en concreto la orden de 18 de noviembre de 1985, según ha precisado a este periódico el presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes), Juan J. González Armengol.

Juan J. González Armengol.

Los cambios introducidos por la Generalitat catalana en esos hospitales son de carácter normativo y reconocen, en coherencia con la Unión Europea, la categoría de las urgencias como Servicio hospitalario con el consiguiente nuevo estatus para sus integrantes (al ser miembros de aquél adquieren los derechos relacionados con su carrera profesional como la posibilidad de investigar y enseñar, entre otros).

Y esta actualización es aplicable, en teoría, a la totalidad de centros hospitalarios españoles pertenecientes al antiguo Instituto Nacional de la Salud (Insalud), de acuerdo con la explicación que ha proporcionado a Redacción Médica el director asistencial del ICS, Antoni Juan.

El director asistencial del ICS ha afirmado que “la norma actual vincula la especialidad al servicio y por ello se optó, en la mayoría de los hospitales por crear la figura del coordinador de Urgencias, pero eso era válido hace 20 años. En general, los hospitales han ido adoptando una estructura más transversal  con equipos formados por distintos especialistas”, ha añadido.

Con esta medida “pretendemos dar solidez a la estructura del servicio” y que “el coordinador asuma los derechos y deberes que tiene un jefe de servicio”. “El ICS busca ordenar una situación que de facto funcionada y consolidar así un modelo asistencial”, ha explicado Antoni Juan. En cuanto a su despliegue, el director asistencial del ICS, asegura que “se hará de forma progresiva” pero espera que entre este año y el primer semestre de 2015 pueda estar en todos los hospitales que dependen del Instituto Catalán de la Salud. “La implantación de esta estructura estará muy vinculada a la realidad que tenga cada hospital”, ha apuntado.

Contacto con las direcciones

El ICS ha comenzado una ronda con las direcciones de los ocho hospitales que conforman su red para conocer su situación y analizar los pros y los contras de este cambio. Además, trabaja en un documento conjunto para todos los hospitales del ICS que base este modelo en un servicio y un triaje estructurado. “Este nuevo modelo”, ha concluido, “abre la posibilidad a que los profesionales que trabajan en Urgencias puedan desarrollar una carrera profesional en este servicio al contar con una estructura consolidada”.

“Cataluña apuesta por Europa; el resto, por África”

“Cataluña opta por la gestión moderna y mira a Europa, mientras que el resto de España mira a África”, ha declarado sin titubeos González Armengol: “De este modo [los urgenciólogos] asumen la responsabilidad que se les exige a partir de la estructura administrativa legal y jerárquica que les corresponde”, señala. Preguntado por si se atisba que otras comunidades autónomas sigan el ejemplo catalán, el presidente de la Semes asegura que Andalucía, por ejemplo, verá integradas sus urgencias en un servicio que forme parte de las unidades de gestión clínica (UGC) “más pronto que tarde”.

En la actualidad, en esta comunidad autónoma, existen servicios de urgencias y unidades de críticos dirigidas por un jefe de Servicio intensivista, aclara.

“El coordinador de Urgencias equivale en la actualidad al Jefe de Servicio, y, de hecho, cobra lo mismo. Pero se trata de poner [a estos trabajadores] en el mismo rango administrativo que el resto, lo cual les abre la puerta a la carrera profesional, docente e investigadora, concluye.