Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:55

Campaña contra la Facultad de Medicina de Vic

Los estudiantes recuerdan que se han pasado de 28 facultades en 2008 a 40 en 2013

Jueves, 10 de marzo de 2016, a las 15:23
José A. Puglisi. Madrid
No rotundo a la octava facultad de Medicina catalana. El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) y el Consejo de Estudiantes de Medicina de Cataluña (Cemcat) han unido fuerzas contra el proyecto de abrir una nueva facultad de Medicina en la ciudad de Vic, considerando que solo conllevaría a un aumento en el númerus clausus y en la insostenibilidad del sistema de formación sanitaria.

Víctor Expósito y Sergio Valle.

A través de un comunicado conjunto, las organizaciones de representación estudiantil han ratificado “su oposición a la inmediata creación de nuevas facultades”. Además, han apuntado que “si fuera necesaria la creación de nuevas facultades, deben respetarse la distribución territorial, basándose en un estudio demográfico y no en los deseos o en las necesidades de las comunidades autónomas”.

En este sentido, han solicitado que el Ministerio de Sanidad coordine, junto con el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas, “un plan demográfico que permita hacer una correcta planificación sanitaria y una mayor coordinación a todos los niveles”. La petición ha sido validada por los presidentes del CEEM, Víctor Expósito, y de Cemcat, Sergio Valle. 

Así como ocurrió con el anuncio de la nueva facultad de Islas Baleares, los estudiantes han recordado que España cuenta con uno de los ratios médico/paciente más altos de Europa. Además, ponen sobre la mesa que, en los últimos cinco años, el crecimiento en el número de facultades ha sido “espectacular”, al pasar de 28 en el periodo 2008-09 a un total de 38 entre 2010-11 y a 40 dos años después.

“Ni en Cataluña ni en España debemos apostar por un sistema de masificación de facultades. La gente ha visto cómo se generaban burbujas con las cajas de ahorro, con las infraestructuras públicas y con la vivienda. La sociedad española y catalana está  cansada de que utilicen su dinero para mejorar el prestigio de políticos a costa de un futuro en el que la burbuja pinchará y tendremos médicos sin ejercicio profesional y facultades viejas y abandonadas. Tener médicos que no trabajan en la medicina es un riesgo para la formación continuada y al final, para la salud de la población”, ha declarado Expósito.

El presidente de Cemcat, ha expresado que “en un momento en que la sociedad está aprendiendo que los recursos son limitados y hay que invertirlos siempre de manera justificada, no se entiende que estemos camino de abrir la octava facultad de medicina en Cataluña sin un estudio que lo justifique. Por otro lado mientras no se amplíen las plazas MIR, solo estamos creando un efecto embudo cada vez mayor, formando médicos muy ilusionados, que finalmente no serán médicos y esa inversión de tiempo y dinero, no se puede devolver.”

“Este aumento de plazas se debe en su mayoría a la aparición de facultades privadas, a la par que asistimos a un descenso de la oferta de plazas en las universidades públicas, lo que tiende hacia la privatización del sistema educativo”, apuntan los presidentes en el comunicado. Además, recuerdan el impacto negativo que tendrá en la búsqueda del equilibrio en el continuo formativo, aumentando el porcentaje de personas que quedarán fuera del MIR, a lo que se suma un aumento de los casos de médicos que deben migrar o que se ven involucrados en casos de precariedad laboral.

ENLACE RELACIONADO:

Baleares aprobará la Facultad de Medicina este mes (17/02/16)