12 dic 2018 | Actualizado: 21:10

Cada año se diagnostican 1.500 casos de cáncer

Salud apuesta por la detección precoz, por terapias innovadoras y por el fomento de estilos de vida saludable

lun 03 febrero 2014. 16.30H
Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales de La Rioja, José Ignacio Nieto, ha afirmado este lunes que en la comunidad se diagnostican al año unos 1.500 casos de cáncer, siendo los de próstata, colorrectal, pulmón y mama, los de mayor prevalencia.

De los Mártires y Nieto.

Además, y con datos del año 2011, Nieto ha apuntado que fallecieron 550 hombres por cáncer, un 34 por ciento de todas las muertes de varones en la región; y 330 mujeres, un 23,7 por ciento de los decesos femeninos. El consejero ha comparecido, acompañado de la gerente del Servicio Riojano de Salud, Mari Luz de los Mártires, para, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer que se conmemora mañana, explicar las líneas prioritarias de la Consejería para el abordaje de esta enfermedad. Todo ello para lograr "altas tasas de curación" y dotar de mayor "calidad de vida" a quienes no lo logren.

Se actúa en varios niveles. Por una parte, en el ámbito de la prevención, evitando factores ambientales y de hábitos de vida que incidan en la aparición de tumores como son las actuaciones para el abandono de hábito tabáquico y la promoción de estilos de vida saludables. Tabaco y alcohol son factores de riesgo asociados al cáncer; se estima que alrededor del 30 por ciento de todos los canceres en los países desarrollados son consecuencia de la exposición al tabaco.

Una dieta inadecuada, sobrepeso y ausencia de actividad física son tres factores de riesgo interrelacionados. En este sentido, existe un alto nivel de evidencia de que la actividad física tiene un efecto protector frente al cáncer colorrectal y por contra el sobrepeso se relaciona con un aumento en la incidencia de cáncer de esófago, colorrectal, endometrio, riñón y mama en mujeres postmenopáusicas. Asimismo se relaciona el efecto protector de las frutas y verduras sobre varios tipos de tumores, entre otras asociaciones.
  
Los programas de cribado tienen la finalidad de detectar el cáncer en una fase más temprana, antes de producir síntomas. Alrededor de 32.000 riojanos participan anualmente en alguno de los tres programas de detección precoz que se llevan a cabo en la comunidad.