21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Bienestar Social rebaja a 2.600 los beneficiaros de la Ley de Dependencia pendientes de cobrar la ayuda

Asegura que seguirá realizando valoraciones para la entrada en el sistema de nuevos beneficiarios

Lunes, 29 de octubre de 2012, a las 18:14

Redacción. Oviedo
La consejería de Bienestar Social y Vivienda cifra en unas 2.600 personas los beneficiarios de la Ley de Dependencia pendientes de cobrar la prestación. Así, su titular Esther Díaz, ha manifestado este lunes que su consejería prevé, antes de finales de año, mecanizar y grabar todos los Planes Individuales de Atención, PIA, de la Ley de la Dependencia en la base informática del Imserso, para que todos los expedientes aparezcan en las estadísticas y se pueda adaptar a la realidad la financiación.

Esther Díaz, consejera Bienestar Social y Vivienda.

En este sentido ha indicado que según las listas del Imserso hay unas 5.131 personas pendientes de cobro, de las que realmente unas 2.500 ya cobran prestación, aunque todavía no están incorporadas a las estadísticas.

Quedarían por lo tanto algo más de 2.600 expedientes en los que “hay que trabajar y elaborar los Planes de Atención Individualizada, PIA, cuanto antes mejor”. “Queremos agilizar al máximo posible para eliminar la lista de espera, pero no puedo comprometer un fecha”, ha dicho Esther Díaz, que ha insistido en que el compromiso es mecanizar esos 2.500 expedientes de los que ya cobran prestación.

Esther Díaz ha asegurado que el Gobierno del Principado no va a paralizar la Ley de Dependencia en 2013 y seguirá realizando valoraciones para la entrada en el sistema de nuevos beneficiarios, priorizando las valoraciones a las que se reconozca el grado tres.

Díaz, que ha comparecido en comisión, ha criticado los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy de la ley. “No esperen que el gobierno socialista haga milagros para tapar todos los agujeros que deja en la ley los recortes del Gobierno central, aunque trataremos de tapar los máximos posibles”, ha dicho la consejera que ha explicado que en 2013 revisarán de oficio los expedientes tal y como marca la ley, lo que provocará que la tramitación ordinaria de expedientes “obviamente irá a un ritmo más bajo, por esa revisión”.