Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Alberto Freire: “En AP estamos hartos de buenos gestos, queremos medidas”

“Los estudios indican una reducción de la inversión en AP que alcanza niveles semejantes al 2003 mientras la atención hospitalaria crece exponencialmente”, critica

Miércoles, 13 de mayo de 2015, a las 18:34
Hiedra García Sampedro.
La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) celebra los días 28, 29 y 30 de mayo su XXII Congreso Nacional en A Coruña. Es un punto de encuentro para elaborar estrategias y conocer lo que se está haciendo en las distintas comunidades autónomas. Según el presidente del Comité Organizador, Alberto Freire, la Atención Primaria no necesita más compromisos, sino hechos concretos para mejorar su situación, ya que la exigencia que se está pidiendo a este nivel asistencial no se complementa con la inversión realizada.

Alberto Freire.

Se pondrán en común las novedades en el ámbito de la Atención Primaria, ¿qué diagnóstico hace usted de la situación en las consultas?

Estable dentro de la gravedad, que no es lo mismo que estática. La Atención Primaria progresa y evoluciona a la par que los cambios sociales y demandas asistenciales, adaptándose y ofreciendo resultados gracias al esfuerzo personal de los profesionales. Gravedad por la desidia y desinterés de los políticos que no van más allá de repetir el mantra de que somos el eje del sistema de salud, su puerta de entrada; pero sin ofrecer cambios estructurales reales que de verdad den contenido a estas afirmaciones. ¿A qué esperan para el ansiado Pacto por la Sanidad?

Entonces, ¿qué necesidades tiene el personal de Primaria?

Antes exigíamos que nos escuchasen, ahora, que nos hagan caso. Los médicos de Atención Primaria empezamos a estar hartos de buenos gestos, de empatía, de comprensión; pero de una ausencia total de medidas que supongan de verdad cambios en el resultado de nuestro trabajo, en resultados en la salud para nuestros pacientes. En cuanto a la financiación, los estudios indican una reducción de la inversión en AP que alcanzan niveles semejantes al 2003 mientras la atención hospitalaria crece exponencialmente. No parece muy lógico teniendo en cuenta que la capacidad resolutiva de la AP es cercana al 90 por ciento.

¿Cómo valora la coordinación con la Atención Especializada? En Galicia, por ejemplo, al ser un área muy dispersa, se hace imprescindible instaurar sistemas de comunicación electrónica, ¿se ha avanzado en este sentido?

Queda mucho por hacer pero también se ha hecho mucho. Y mucho de lo hecho ha sido por propia iniciativa personal de los médicos de AP y los médicos del segundo nivel asistencial. Como médico rural de A Costa da Morte, junto a mis compañeros del Servicio de Atención Primaria de Vimianzo, dependientes de un Hospital Comarcal, hemos liderado iniciativas convocando reuniones periódicas con nuestros compañeros del Hospital Comarcal de referencia. Esto ha dado resultados inimaginables: menor derivación de pacientes y por tanto, disminución de las listas de espera, comunicación accesible e inmediata y apoyo por parte del especialista de referencia, menor gasto… No hacen falta complejos sistemas de comunicación electrónica o telemática: un sencillo teléfono o fax. Cuando nos conocemos personalmente y tenemos claro el objetivo común, todo es mucho más sencillo.

Galicia es pionera en la Historia Clínica Informatizada y compartida entre los dos niveles asistenciales que permite a los médicos de AP ver los resultados de sus interconsultas con el Hospital, los resultados de todas las pruebas diagnósticas y viceversa. Esto ha supuesto un gran avance en tiempos de diagnóstico y ahorro económico en duplicidades de pruebas complementarias. Otro avance es la e-Receta que permite la prescripción de tratamientos crónicos hasta por un año, dispensables en cualquier Farmacia de la Comunidad Autónoma, control de la retirada y toma de fármacos…. Lamentablemente este modelo no está generalizado en todas las Autonomías por lo que todo este avance desaparece cuando el paciente traspasa las montañas de Lugo y Ourense.

Una de las reivindicaciones en Primaria es tener más tiempo para las consultas, ¿qué dificultades percibe el médico de Familia al no disponer de más tiempo?

Si de verdad hay voluntad política de que la AP sea realmente -y no de palabra- el eje del sistema de salud, su puerta de entrada; los políticos y gestores responsables de la Sanidad tendrán que sentarse con nosotros, escucharnos y tener en cuenta nuestras opiniones para reorganizar la Atención Primaria. Cada vez asumimos mayor responsabilidad asistencial, tenemos mayor presión asistencial y mayor acceso a pruebas diagnósticas, aumentamos nuestra capacidad de resolución con menos derivaciones al segundo nivel asistencial; pero eso no lleva parejo el aumento de tiempo ni espacio. Yo comparo los dos niveles asistenciales con dos cajas: mientras intentan reducir el volumen (en número de pacientes) de la caja hospitalaria y que ese volumen sea asumido por la caja de la AP, esta sigue con las mismas dimensiones, con el mismo tamaño. Ni es momento ni creo que la solución sea el aumentar el tamaño de la caja de AP, pero sí creo llegado el momento de ‘reordenarla y reorganizarla’ antes de que revienten sus costuras.

Nadie duda que las tecnologías de la información y comunicación han supuesto un gran avance en ahorro de tiempo, pero muchos pensamos que ese tiempo que se ahorra se dedica a más tecnología burocrática endogámica en vez de dedicarlo a mirar, a escuchar, a palpar y ‘echarle las gomas’ al paciente a quién, se supone, iba dedicado ese tiempo ahorrado.

Es importante que el médico encuentre tiempo también para su formación, para acudir a congresos como el de A Coruña. Hasta ahora, ¿cuántas personas se han inscritos?

En estos momentos estimamos entre 2.600 y 2.8oo médicos generales y de Familia participantes, que junto a la organización, ponentes y patrocinadores darán una cifra cercana a 3.000 personas en el congreso. Desde SEMG, siempre buscamos que los asistentes se alojen dentro de la propia ciudad o en la inmediata periferia para que podamos asegurar su desplazamiento a la sede del congreso en un tiempo prudencial.

¿Cuál va a ser el formato de las actividades del congreso?

Desde los comités hemos propuesto temas emergentes y también habrá actividades formativas demandadas por los asistentes en anteriores congresos. La ‘marca SEMG’, la manera de impartir la formación, se basa en el principio de ser práctica, no solo entendida como adquirir habilidades y destrezas, sino en el significado amplio de ser útil, aplicable y reproducible al día siguiente del congreso en nuestra consulta diaria. Por eso damos especial importancia a los talleres, aunque también a las mesas de actualización y controversia, técnicas diagnósticas, nuevas guías de consenso, nuevas tecnologías aplicadas a la AP, casos clínicos… Hay también un cineforum donde conoceremos el suicidio desde la perspectiva de los familiares y seres queridos, y se promoverán los hábitos saludables de alimentación entre la población y los asistentes basados en la ‘Dieta Atlántica’,  entre otras actividades.

Además de las patologías que más se ven en Atención Primaria, también hay espacio para otras…

Abordaremos patologías emergentes, tanto ‘viejas’ como ‘nuevas’. ‘Viejas’ porque debido a que son tratables o han dejado de ser mediáticas, como el caso de la tuberculosis, se ha bajado la guardia. Las emergentes nuevas son el dengue, el chikungunya o el ébola. Esta última nos ha dado una bofetada de realidad. Es chocante asumir que algunas de estas enfermedades no tienen tratamiento y que durante la asistencia a los enfermos, pueden matarnos a nosotros también.

¿En qué se diferencia el congreso de este año de los anteriores?

Este año destacaría la implementación en el congreso de nuevas tecnologías de la información y comunicación. Tenemos una aplicación disponible en apple store y google play, la llamamos ‘El Congreso en el Bolsillo’, utilizaremos códigos QR colocados en la entrada de las salas para acceder a material complementario, y se emitirá vía streaming la ‘Mesa Profesional’ con representantes nacionales de los partidos más relevantes (PP, PSOE, IU, UPyD, Ciudadanos y Podemos).

¿Qué facilidades se han dado para que puedan acudir los médicos al congreso?

Desde hace más de cuatro años, SEMG no ha modificado las cuotas de inscripción de su Congreso. Hay que tener presente que el precio de la inscripción incluye todo lo necesario para el congresista. Conscientes de las dificultades que supone costear la inscripción a los médicos residentes, SEMG ofrece becas a este colectivo. En reconocimiento al esfuerzo y dedicación que supone mantenerse actualizado aun sin estar profesionalmente en activo, ofrecemos cuotas especiales a médicos jubilados.  En la SEMG tenemos especial consideración y atención a los compañeros en paro. El no poder ejercer la profesión no puede ser un obstáculo para mantenerse actualizado.

¿Por qué se ha decidido A Coruña?

La propuesta de las sedes del Congreso Nacional de la SEMG parte de las sociedades autonómicas, en este caso, SEMG-Galicia. En los últimos años, la ciudad ha dado un gran paso en infraestructuras necesarias para albergar eventos de la complejidad y necesidades del Congreso Nacional de SEMG: el Palacio de Congresos (Palexco), espacios públicos para albergar a este número de asistentes, aumento de plazas de alojamiento, mejora de las comunicaciones, y accesibilidad y movilidad dentro de la propia ciudad. El convenio de colaboración firmado con SEMG, supuso por primera vez que se alcanzase un acuerdo tutelado por el Ayuntamiento para ofrecer los mejores servicios al Comité Organizador y de Congresos. Si a todo esto sumamos que A Coruña es la ciudad ‘en la que nadie es forastero’, ¡qué mejor!.

ENLACES RELACIONADOS:


“El médico de AP se enfrenta a situaciones muy variopintas y queremos conocerlas” (09/05/15)

El médico de AP tiene que “perder el miedo a construir proyectos” (07/05/15)