Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:15

Abre sus Ojos y la Fundación Manantial evalúan la capacidad visual y auditiva de 300 personas con enfermedad mental

Los enfermos con esta patología suelen descuidar los hábitos de autocuidado saludables

Viernes, 04 de octubre de 2013, a las 17:51

Redacción. Madrid
Cerca de 300 personas con enfermedad mental atendidas por Fundación Manantial accedieron a exámenes oculares gratuitos para evaluar sus capacidades visuales, detectar problemas refractivos, y recibir recomendación de tratamiento o compensación óptica, gracias a la campaña solidaria de prevención en salud organizada por la Asociación Abre sus Ojos.
Durante la jornada, que contó con la colaboración de la Comunidad de Madrid, según ha explicado a Europa Press la psicóloga y responsable de Comunicación de Fundación Manantial, Helena de Carlos,  se realizaron gratuitamente exámenes “exhaustivos”.

“El objetivo de la campaña es trasmitir la importancia a nuestros usuarios de que no solo tienen que cuidar su salud mental sino también cuidar otros aspectos de su salud”, ha explicado de Carlos, quien advierte de que “muchas veces los tratamientos van enfocados a lo más prioritario, que en este caso es la salud mental, y, sin embargo, no se atienden otras patologías asociadas por descuido o falta de hábitos”.

Francisco Sardina, presidente de Manantial.

“Las personas con problemas de salud mental son muy diferentes unas de otras. Algunos pacientes tiene un funcionamiento muy bueno y otros tienen un cierto grado de discapacidad mayor o menor, pero sí que tienden a nivel general a descuidar hábitos de autocuidado de la salud", afirma la psicóloga, quien destaca la importancia de educar en este sentido.

Abre sus Ojos hace cada año una campaña solidaria para prevenir problemas de visión en un colectivo desfavorecido o en riesgo, es de decir que pueda descuidar sus hábitos de salud. En esta ocasión, los beneficiarios son pacientes de la Fundación que han acogido muy bien esta iniciativa porque "algunos de ellos ya tenían problemas de visión".

Los asistentes recibirán un informe global con las recomendaciones correspondientes, si se estima que deben acudir a una revisión con el especialista. Además, a los participantes que necesiten graduación, que suelen ser entre un 30 y un 40 por ciento del total, se les enviará por correo, a los centros o entidades que trabajan con ellos, unas gafas con montura y lentes orgánicas e irrompibles, en un plazo aproximado de dos meses.Los participantes han pasado por un circuito, en el que se les ha realizado una medición computarizada de graduación, pruebas de agudeza visual con y sin gafas, pruebas de visión bilateral, pruebas de refracción y de salud ocular, además de otoscopias para detectar problemas de acumulación de cera en el oído o perforación de tímpano.

En total, la cita contó con la participación de setenta voluntarios de Abre sus Ojos, entre optometristas, oftalmólogos, audioprotesistas, terapeutas ocupacionales, psicólogos y otros profesionales con una gran experiencia en el campo del voluntariado y la optometría. Asimismo, contaron con la presencia y gestión de aparatos de última generación.