19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

¿Qué comunidades cambiarán de consejero?

Cuatro autonomías serían las que, a priori, mantendrán sus actuales políticas sin necesidad de grandes pactos poselectorales

Lunes, 25 de mayo de 2015, a las 12:25
Jesús Vicioso Hoyo / David García / Eduardo Ortega. Madrid
El 24-M ha dejado un mapa repleto de incógnitas en cuanto a los responsables de las carteras sanitarias de las 13 comunidades que han elegido nueva cámara parlamentaria. A priori, solo cuatro autonomías mantendrían su consejero, de seguir las tendencias políticas llevadas a cabo hasta ahora, mientras que se da por hecho que otros cuatro consejeros saldrán sí o sí. En ‘ámbar’ estarían cinco consejeros.

Despedidas en Extremadura, Comunidad Valenciana, Cantabria y Canarias

Los consejeros de Sanidad Luis Alfonso Hernández Carrón (Extremadura), Manuel Llombart (Comunidad Valenciana), María José Sáenz de Buruaga (Cantabria) y Brígida Mendoza (Canarias).


El regreso de Guillermo Fernández Vara al Gobierno de Extremadura supondrá la salida del primer consejero sanitario de signo popular en la región. Luis Hernández Carrón ha sido, sin duda, uno de los hombres fuertes del Ejecutivo capitaneado por José Antonio Monago, pero ahora el protagonismo de la consejería será de otro responsable. Eso sí, bajo la atenta supervisión del ‘número uno’ de los socialistas, ya que su profesión médica siempre le ha conferido a su acción institucional un matiz sanitario muy bien recibido por los profesionales del ramo.

Otra despedida segura será la de Manuel Llombart, el consejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana que accedió al cargo en diciembre de 2012 tras la remodelación que hizo el presidente Alberto Fabra en el Gobierno y en el que sustituyó a Luis Rosado. El PP ha perdido aquí uno de sus grandes bastiones y se da por hecho que habrá cambio de signo en la cartera. Eso sí, de cómo se desarrollen las alianzas entre los socialistas, Compromís y Podemos (solo entre los tres grupos se podría alcanzar los 50 diputados que marcan la mayoría absoluta) dependerá el nuevo nombre del jefe de la sanidad levantina.

María José Sáenz de Buruaga será otro de los consejeros populares que tendrá que abandonar el cargo. Sin embargo, el Partido Regionalista (12 diputados, frente a los 13 del PP) tendrá que conseguir el apoyo o la abstención no solo del PSOE (5), sino que también deberá conocer la opinión de Podemos que ha logrado 3 escaños, uno más que Ciudadanos. La sanidad tenía mucha fuerza en la región ya que Sáenz de Buruaga, además de ostentar Sanidad, era vicepresidenta del Gobierno autonómico.

En Canarias, el relevo en la Consejería de Sanidad parece asegurado. Aunque todo indica que Coalición Canaria (CC) repetirá en el poder (tras pactar con el PSOE o con el PP), las disputas internas dentro de la formación nacionalista impedirían que Brígida Mendoza, su todavía titular, repita en el cargo. La causa de esto sucedió durante el proceso de primarias de la formación, que fue el escenario de un duro enfrentamiento entre Paulino Rivero, presidente de Canarias, y su, a todas luces, sucesor, Fernando Clavijo, en el que Mendoza se posicionó del lado de Rivero. Sin embargo, de darse este cambio, no tendría por qué haber reflejo en la línea política y estratégica de la sanidad canaria, aunque sí en sus protagonistas.

Carteras pendientes no solo de los pactos entre formaciones

De izquierda a derecha, los consejeros de la Comunidad de Madrid, Javier Maldonado; de Castilla La Mancha, José Ignacio Echániz; de Aragón, Ricardo Oliván; de Baleares, Martí Sansaloni; y de Navarra, Marta Vera.



Cristina Cifuentes ha conseguido ‘salvar los muebles’, en cierta medida, en la Comunidad de Madrid. Necesitará los votos, aunque sea en forma de abstención, de Ciudadanos para formar Ejecutivo. Lo tiene fácil, a priori, aunque es toda una incógnita si la hasta hace poco delegada del Gobierno en Madrid confiará en Javier Maldonado para que siga al frente de Sanidad. Éste, al contrario que sus predecesores hace cuatro años, no ha formado parte de la lista de los populares para el 24-M.

En ámbar, igualmente, se encuentra José Ignacio Echániz, uno de los pesos fuertes del PP en materia sanitaria y, hasta ahora, consejero del ramo castellanomanchego. La candidatura de María Dolores de Cospedal se ha quedado a un parlamentario de poder revalidar la mayoría absoluta en Castilla-La Mancha. Eso sí, la llave la tiene Podemos, puesto que su opinión (plasmada en el signo de sus votos) será imprescindible para que el PSOE pueda poner el nombre del nuevo consejero. De no haber acuerdo, como ocurre actualmente en Andalucía, la secretaria general de los populares podría liderar un Ejecutivo en minoría parlamentaria, con las dificultades que esto entrañaría. Todo depende, por tanto, de la posible alianza de socialistas y los representantes del partido de Pablo Iglesias.

El panorama en Aragón también se presenta complicado para que el PP, que ha ganado las elecciones, repita gobierno. La lista que encabeza la ya presidenta en funciones, Luisa Fernanda Rudi, con 21 diputados, se ha quedado muy lejos de la mayoría absoluta que está establecida en 34. Una alianza entre el PSOE y Podemos, apoyados por los regionalistas del PAR o por la Chunta, darían el Gobierno a los socialistas y con ello cambiaría también la política sanitaria. Los días de Ricardo Oliván y del PP al frente de la sanidad aragonesa parecen, pues, contados; aunque para ello tengan que materializarse esos pactos.

El desplome electoral popular también ha llegado a Baleares, donde la formación ha perdido 15 escaños. Esta debacle podría llevar a que José Ramón Bauzá, farmacéutico y único profesional sanitario presidente de una comunidad autónoma, pudiera no repetir en el cargo, dado que un pacto de izquierdas provocaría su salida del Gobierno del archipiélago.

Y aunque no cayera Bauzá, el recambio en la sanidad balear estaba asegurado desde hace tiempo. El actual consejero, Martí Sansaloni no iba a repetir igualmente en el cargo, dado que quería volver a la política municipal en el municipio mallorquín de Petra (donde ha empatado en concejales con MÉS-APIB).

En Navarra mientras tanto, el panorama se presenta incierto. Aunque Unión del Pueblo Navarro ha vuelto a vencer, no está garantizado (ni descartado) que pueda volver a formar gobierno. La sanidad navarra, una de las que mejor imagen tiene y que más presupuesto maneja, se encuentra en el aire y no será hasta dentro de algunas semanas cuando salgamos de dudas. Marta Vera, la actual consejera, dependería al igual que su partido de pactos con Geroa Bai, Bildu, Podemos o PSOE para alcanzar la mayoría necesaria que está en 26 diputados, 11 más de los que ha conseguido UPN.

Cuatro consejeros tendrían la continuidad asegurada

De izquierda a derecha, los consejeros de Sanidad Antonio María Sáez Aguado (Castilla y León); Catalina Lorenzo (MUrcia); José Ignacio Nieto (La Rioja); y Faustino Blanco (Asturias).



Castilla y Léon, Murcia, La Rioja y Asturias presumiblemente mantendrán los gobiernos actuales y, probablemente, sus consejeros de Sanidad.

En las tres primeras, el PP podrá seguir gobernando a pesar de haber perdido en todas sus mayoría absolutas y por tanto la Sanidad en estas CCAA tendrá una línea continuista ya que, si en algún caso entra por ejemplo Ciudadanos en algún gobierno, no parece que la sanidad sea moneda de cambio para asegurarse apoyos.

En Castilla y León, los populares han obtenido 42 procuradores, o lo que es lo mismo, se han quedado a solo un escaño de la mayoría absoluta, mientras que el PSOE, segunda fuerza política, se ha quedado en 25. Lo previsible será que Juan Vicente Herrera repita gobierno y con él, tal vez, repita también su actual consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

Exactamente el mismo panorama se dibuja en la Región de Murcia, donde el PP se ha quedado también a un escaño de la mayoría absoluta: ha conseguido 22. Mientras, el PSOE se ha situado segundo con 13. Pedro Antonio Sánchez, el candidato popular, podrá formar gobierno aunque necesitará el apoyo de Ciudadanos, que ha conseguido entrar en el parlamento murciano con 4 diputados. Catalina Lorenzo, la actual consejera de Sanidad, podría por tanto repetir en el cargo.

En La Rioja, el PP también necesitará del apoyo de Ciudadanos o que al menos deje gobernar a la lista más votada, que claramente han sido los populares aunque se hayan quedado a dos diputados de repetir mayoría absoluta por sexta legislatura consecutiva. A pesar de ello parece claro que podrá formar un ejecutivo con una sanidad continuista aunque estaría por ver si al frente de ella estará de nuevo José Ignacio Nieto.

Mientras, en Asturias, el PSOE ha vuelto a ganar las elecciones aunque para poder formar gobierno deberá conseguir el apoyo de Podemos. Los socialistas han obtenido 14 diputados y se quedan a 9 de la mayoría, justo los que tiene el partido de Pablo Iglesias. Parece claro que en el Principado se dejará gobernar a la lista más votada, la socialista. La política sanitaria seguirá por tanto estando en manos socialistas aunque todavía tendremos que esperar si con el actual consejero, Faustino Blanco, a la cabeza.

ENLACES RELACIONADOS:

Los profesionales sanitarios electos tras el 24-M (25/05/15)

La difícil tarea de conciliar el derecho al voto con el trabajo del sanitario de guardia (23/05/15)