Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

La difícil tarea de conciliar el derecho al voto con el trabajo del sanitario de guardia

Los sindicatos apuntan a que para poder conciliar este derecho con su trabajo, es importante la negociación y compensar al profesional posteriormente

Sábado, 23 de mayo de 2015, a las 11:16
David García. Madrid
Este domingo se celebra una nueva jornada electoral en España. Se podría decir que la mayoría de los votantes ese día no trabajan pero hay una parte que sí ha de hacerlo, como muchos profesionales dedicados a la sanidad.

Según se desprende de lo publicado por el Ministerio del Interior, todos los españoles tienen derecho a cuatro horas de permiso durante la jornada electoral si coincide con su jornada laboral. Cuatro horas que deben ser remuneradas y que no se puede obligar al trabajador a recuperar en ningún caso.

Derechos que puede disfrutar cualquier trabajador con derecho a voto, como los profesionales sanitarios que trabajen durante el 24-M.

Sin embargo, en ciertos servicios, como en Urgencias, cuatro horas de ausencia de los médicos puede entrar en conflicto con la atención sanitaria a los enfermos. ¿Cómo conciliar por tanto el derecho al voto con el buen funcionamiento del sistema sanitario?

Antonio Cabrera, secretario general de la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras, afirma que esa conciliación se consigue con acuerdos y con compensaciones. “Las cuatro horas se suelen compensar en otro día”, explica Cabrera, que precisa que aunque no es lo habitual, “hay gerentes que se ponen farrucos y hay que pelearlos”.

“A las malas, los trabajadores tienen derecho a tomarse las cuatro horas”, dice, pero normalmente se llega a acuerdos porque el centro sanitario no puede contratar a alguien durante esas cuatro horas para que supla al médico.

Explica, además, que en el caso de los médicos que quieran ejercer su derecho al voto, como las guardias normalmente son de 24 horas, desde las 08:00 del domingo hasta las 08:00 del lunes, se les suele dejar que lleguen un rato más tarde para que puedan votar (los colegios abren a las 09:00).

En el caso de los enfermeros, aunque también tienen derecho a las cuatro horas de permiso, el conflicto para que voten es menor ya que trabajan a turnos de ocho horas y siempre podrían votar antes o después.

Cabrera detalla que siempre hay casos conflictivos, aunque no es lo normal.

Médicos en Cataluña ya han denunciado trabas

Un caso conflictivo es el que llega desde Cataluña, donde el colectivo Médicos de Catalunya ha interpuesto una denuncia contra el Instituto Catalán de la Salud ante la Inspección de Trabajo de Cataluña por dificultar el ejercicio del derecho a voto de los facultativos que el próximo domingo, 24 mayo, día de las elecciones municipales, trabajarán en jornada de atención continuada. El sindicato ha presentado la denuncia después de recibir numerosas quejas por la negativa de los responsables de recursos humanos de la empresa pública a retribuir el tiempo de ausencia de los médicos de guardia para ir a votar, tal como fija la legislación vigente.

La organización considera “inaudito” que el Instituto Catalán de Salud haga su propia interpretación de la instrucción y fomente el abstencionismo entre el colectivo médico. “No nos sorprende la tacañería del equipo directivo del ICS, obsesionado con el ahorro y los recortes en la política de RRHH, lo que nos sorprende es que el Gobierno de la Generalitat tolere que el ICS sea la única empresa pública que incumple la normativa electoral”, afirma el secretario general de Médicos de Cataluña, Francesc Duch.