16 nov 2018 | Actualizado: 10:50
La Revista

"La Bioquímica es muy pesada y luego no tiene tanta importancia"

Laura de Juan estudia tercero de Medicina en la Universidad de Valladolid

Laura de Juan, en tercero de Medicina
"La Bioquímica es muy pesada y luego no tiene tanta importancia"
sáb 05 mayo 2018. 20.00H
Esther Ortega
Para Laura de Juan, el tercer curso de Medicina está siendo todo un reto. Estudia en la Universidad de Valladolid, en la primera facultad de Medicina que hubo en nuestro país. Sin embargo, el método de enseñanza no es el ideal para la estudiante, que afirma que "es necesario renovar con urgencia el plan de estudios". La joven, que se despeja de los apuntes tocando la guitarra, se encuentra en plena encrucijada para sacar adelante el presente curso: "Tercero es muy temido porque son asignaturas muy concentradas y densas. Además están las asignaturas importantes como Fisiopatología que las dan solo un cuatrimestre y con muy pocos créditos", lamenta.

"Sabía que quería hacer algo biosanitario y elegí Medicina porque estaba en Valladolid y es mi casa. Si conseguía la nota suficiente para quedarme aquí y hacerla, me quedaba seguro. Si no, barajaba otras opciones como mudarme a otra ciudad o hacer aquí Fisioterapia u Odontología", recuerda la joven que finalmente consiguió su sueño de estudiar el grado en la UVA.

PLAN DE ESTUDIOS

"El primer curso lo recuerdo demasiado centrado en la Bioquímica, tiene 18 créditos, de las más grandes de España", explica Laura, quien reduciría el número de horas dedicadas a esta asignatura: "Es muy pesada y luego no tiene tanta importancia. Es mucho más extensa que lo que dan en otras facultades y no te quedas con todo".

En su curso hay unos 185 alumnos divididos en dos clases, pero "la gente va muy poco", relata. "La docencia que tenemos va muy atrasada y tenemos cero innovación en los métodos de enseñanza. A los profesores nadie les ha exigido que tengan que saber enseñar, es normal que no sepan dar clase", se queja Laura, que lamenta que los docentes se limiten a dar "clases magistrales" y no se esfuercen por que la gente aprenda o para hacer la clase más dinámica. 

Pese a ello, sí que reconoce que "hay docentes que dan clases y prácticas de calidad, pero no son para nada la mayoría, de forma que depende de la suerte que puedas aprovechar o no las prácticas", explica la joven, que añade: "Echo de menos que haya más orientación clínica. Nuestro plan de estudios está muy desestructurado. Tiene cosas muy buenas como que en sexto estemos libres para estar a fondo con los rotatorios y la preparación del MIR, pero el resto de cursos están muy descompensados".

PRIMERAS PRÁCTICAS


"La gente acaba tercero muy quemada por tanta carga de trabajo "


El segundo curso, sin embargo, le resultó más ameno. "Está mejor estructurado, tiene menos carga de trabajo, algo que se podría equilibrar con tercero", explica la joven, agobiada con el presente año: "La gente acaba tercero muy quemada por tanta carga de trabajo y ya repercute en el resto de los cursos. La asistencia baja muchísimo porque la docencia no es buena", argumenta la joven, que este año ha empezado a rotar por los hospitales de la provincia.

Ha estado haciendo prácticas en Medicina Interna en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid y en la UCI en el Hospital Universitario Río Hortega. "De forma extracurricular he estado también en Cirugía General y en guardias de Urgencias", destaca Laura, que elogia la Academia de Alumnos Internos de su facultad: "Nos facilita realizar guardias de puerta y ahí aprendemos mucho, vemos que la gente que va ahí acaba siendo un muy buen alumno".

PRIMERAS EXPERIENCIAS

Laura está muy contenta con estas prácticas, "medio voluntarias, en las que la gente tiene muchas ganas de enseñar y aprendes mucho", explica la joven, que nunca olvidará la primera vez que estuvo de guardia y vivió de primera mano cómo se asiste a un parto. "Las prácticas que te tocan durante el cuatrimestre no tienen nada que ver, vas al hospital y eres como un ficus, con la sensación de que estorbas", expone la joven, haciendo alusión a la campaña que han hecho los estudiantes para reivindicar el papel de los estudiantes cuando van a aprender a los hospitales: "Siempre eres un sujeto pasivo, como mucho observas", sentencia.

La estudiante, que tiene entre sus planes presentarse al examen MIR, se decanta por alguna especialidad como la Anestesiología, "con un componente docente". de momento aún tiene que terminar con las rotaciones de este curso, entre las que estarán, seguramente, Medicina de Familia, Cardiología o Neumología".

Todo un camino por delante que se suma al ya andado, pese a las dificultades: "Siento que me han enseñado muchas cosas demasiado particulares en lugar de una base general con las cosas más importantes y prevalentes. Y como estoy en un curso horrible pues estoy más desmotivada, pero la toalla no se tira nunca". 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.