La Revista

Francisco Javier Rodríguez Del Río, médico rural, analiza el proceso de inmunización en los lugares de difícil acceso

"La vacunación Covid en el entorno rural se está haciendo tarde y lenta"
Francisco Javier Rodríguez Del Río, médico rural en Horcajo de los Montes (Ciudad Real) y secretario de la Vocalía Nacional de Atención Primaria Rural.


12 mar 2021. 09.20H
SE LEE EN 3 minutos
España ya ha superado los 5 millones de vacunas administradas contra el Covid-19. Dentro de estas cifras, existen diferencias entre las distintas comunidades autónomas donde el ritmo de vacunación no está siendo el mismo.

Un proceso que algunos expertos califican de lento, sobre todo si se toma como referencia al mundo rural. Francisco Javier Rodríguez Del Río, médico en Horcajo de los Montes (Ciudad Real) y secretario de la Vocalía Nacional de Atención Primaria Rural de la OMC, ha explicado a Redacción Médica que la evolución de la campaña de vacunación en las zonas rurales no está siendo nada satisfactoria.

La vacunación en el entorno rural se está haciendo tarde y lenta. Analizando la evolución de la pandemia, aunque han bajado los casos, hay una previsión de que va a haber una cuarta ola. Probablemente, con las nuevas variantes británica y brasileña, esta sea a corto plazo”, explica Francisco Javier y señala que por ese motivo “no se puede demorar tanto la vacunación”.


Requerimientos especiales de la vacuna Covid


Concretamente, este médico de Atención Primaria afirma que las previsiones de vacunación diarias en su localidad suelen rondar las seis vacunas administradas: “Se está llevando un protocolo muy exhaustivo, vamos extremadamente lentos”. Una lentitud que él mismo acacha a la falta de vacunas.

Además, entre las dificultades que se encuentran diariamente están las derivadas de la propia vacuna. “La vacuna requiere un tiempo de observación de unos 15 minutos tras la administración. En cuanto a los pacientes dependientes a los que le estamos administrando la vacuna en su domicilio, esto conlleva acercarnos al domicilio y estar 15 minutos esperando y marcharnos a otro. Esto enlentece también mucho el proceso de vacunación. Si tuviéramos respaldo de la administración, de cara a que la vacunación de estos pacientes dependientes se hiciera desde el centro de vacunación, este proceso sería mucho más ágil”.

Organización rigurosa


También las condiciones para la conservación de la vacuna hacen que este proceso cuente con una gran organización para aprovechar al máximo esas 48 horas de durabilidad de la vacuna: “Nos mandan un listado y tenemos que seguirlo a rajatabla. Se mandan las vacunas justas y disponemos de 48 horas para realizar la inmunización”.

Un plan de vacunación en la que este médico rural pide que se priorice “con las vacunas de las que disponemos para intentar, por lo menos, administrar una dosis a todos los mayores de 65 años para tenerlos cubiertos de cara a una próxima cuarta ola”.

En cuanto a las posibles diferencias en la vacunación que podrían existir entre el medio rural y el urbano, Francisco Javier Rodríguez asegura que "existe un pequeño decalaje entre la zona rural y las zonas urbanas. Las zonas urbanas van un pelín van ligeras que nosotras, llámese por dotar de más dosis o por estar más cercados en un grupo poblacional más grande". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.