La Revista

La comunidad autónoma agrupa el 46 por ciento del total de las fábricas del sector en el país: cuenta con 79 de 173

La tradición familiar hace de Cataluña el motor farmacéutico de España
Mapa de las plantas farmacéuticas y su localización en España.


02 oct 2022. 12.10H
SE LEE EN 4 minutos
Cataluña es la comunidad autónoma con mayor número de plantas farmacéuticas en su territorio. Así lo confirma el informe de Farmaindustria 'Implantación industrial del sector farmacéutico en España', en el que, por primera vez, se contabiliza el total de fábricas de la industria farmacéutica; son 173. De este total, 79 se encuentran en Cataluña. ¿Por qué se da este fenómeno? Varios expertos analizan la situación en Redacción Médica y determinan que tiene que ver con la historia de la región, la tradición familiar de las empresas y la situación estratégica.

De esta manera, la comunidad autónoma catalana agrupa el 46 por ciento del número total de plantas. Le sigue Madrid, con 40 fábricas (un 23 por ciento); Castilla y León, con 14 (8 por ciento); y Castilla la Mancha, con 8 (5 por ciento). Las 32 plantas restantes se reparten por el resto del territorio español. 

Gracias a la alta concentración de fábricas en Cataluña, su tejido de plantas farmacéuticas da empleo a 15.806 trabajadores, lo que corresponde al 43 por ciento del total. En toda España hay 36.332 empleados directos de este sector. 


Tradición de empresas familiares


Una de las razones con más peso para que Cataluña sea la comunidad con más plantas farmacéuticas es la tradición empresarial de la zona a nivel histórico. Margarita Arboix, catedrática de farmacología veterinaria y exrectora de la Universidad Autónoma de Barcelona, explica que en Cataluña se materializa, desde hace muchos años, una abultada tradición de industria química

"Hay situaciones de empresas como Ferrer o Esteve que comenzaron como compañías familiares. Desde el principio fueron empresas de familias catalanas que han desarrollado siempre su actividad aquí", pone como ejemplo la catedrática. También menciona Bayer que, aunque tiene sus plantas de producción diversificadas por España, mantiene su sede central del Barcelona, lugar donde aterrizo en primer lugar. 

Otro ejemplo es Novartis. Desde la farmacéutica explican que la compañía proviene de la fusión de varias empresas a lo largo de los años, pero que puede explicar su origen en Cataluña en una empresa de tintes textiles afincada en la zona y que terminó con fusionarse con la empresa. Otra razón de este asentamiento de las plantas puede ser las buenas conexiones del territorio. Desde Sanofi apuntan a que, a la hora de construir su planta, no solo se tuvo en cuenta que la sede (atraída por esa red farmacéutica) estuviera en Barcelona, sino también sus buenas conexiones de transporte, "tanto por carretera como ferroviarias". 


Sustrato científico "atrayente"


De esta manera, Arboix apunta a que, durante la primera mitad del siglo XX, Cataluña atesoró una tradición de industria farmacéutica que terminó por crear un sustrato científico muy atrayente para quienes buscaban un lugar en el que abrir sus plantas de producción. "En la actualidad, gracias a la internacionalización, una empresa puede situar sus plantas en cualquier lugar y no va a tener problema, pero en la época en la que emergieron estas empresas Cataluña constituía un territorio muy atractivo para los empresarios de este sector", explica la experta. 

Asimismo, comenta que, como muchas de las plantas tenían como objetivo fabricar para terceros, y "esos terceros" estaban situados en Cataluña, estas fábricas también se construían cerca. "Ahora hay empresas que han crecido mucho y no solo se mueven por España, sino por el mundo entero. Por ejemplo, Hipra, que también nace de una familia catalana, ahora tiene una gran internacionalización", puntualiza Arboix. 


Peso del sector farmacéutico catalán


Uno de los reflejos del peso del sector farmacéutico catalán es su acercamiento con la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, en sus siglas en inglés). No solo cuando la EMA traslado su oficina de Londres, debido al Brexit, Barcelona presentó una candidatura para acoger la sede, sino que, recuerda Margarita Arboix, en 1995, año de apertura de la Agencia, Barcelona ya se prestó voluntaria para ser la sede de la EMA, aunque al final no se materializó. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.