La historia de Pau: el MIR español que se exilió para estudiar Medicina

Hablamos con Pau Mateo que se examinará de la prueba en Italia mientras ejerce allí como médico de cabecera

Imagen del médico Pau Mateo.
La historia de Pau: el MIR español que se exilió para estudiar Medicina
vie 10 enero 2020. 14.00H

Pie

Como si se tratase de una epopeya, así es la trayectoria que lleva a sus espaldas Pau Mateo. Un recorrido con hazañas nacionales e internacionales con el único fin de conseguir ser médico y disfrutar de su vocación por la Medicina. A este barcelonés de origen – residente toda su vida en Logroño- nada le frenó para marcharse hasta Lituania para estudiar allí la carrera; volvió a España para prepararse el MIR y trabajar y, tras no obtener plaza en la especialidad anhelada, decidió hacer de nuevo las maletas y poner rumbo a Italia para sacarse el MIR allí, mientras ejerce como médico de cabecera en Piacenza.

Pau Mateo ha confesado a LA REVISTA de Redacción Médica que de siempre sabía que quería estudiar Medicina, pero que sus planes estuvieron truncados desde el principio. Fue de la última generación de Selectividad que puntuaba sobre 10 (ahora es sobre 14) y no consiguió entrar en una universidad pública para poder hacer la carrera. Empezó en Fisioterapia "autoconvencido" de que igual la Medicina no era para él, pero tras una operación fue consciente realmente de lo que le atraía la Medicina. Gracias a la ayuda de sus padres, marchó a Lituania para sacarse la carrera. “Tuve que aprender lituano para poder hablar con los pacientes”, ha expresado este facultativo.

En el año 2016 se graduó y volvió a España dispuesto a prepararse el MIR. “El primer año aprobé el examen pero no llegué para poder elegir la especialidad que realmente quería”, ha dicho Mateo. Y es que si algo ha tenido claro durante este tiempo es que Cirugía era y es su destino. Se examinó una segunda vez de la prueba pero el resultado fue muy parecido, tan solo sacó dos netas más.

Ejercer sin especialidad


Tras el duro golpe de no obtener plaza en lo que deseaba, Mateo se planteó dejar de opositar y decidió trabajar como médico sin tener una especialidad. “Hay mucha gente que no sabe que en España, como médico sin especialidad, también se puede trabajar”, ha explicado el propio Mateo. Este facultativo, que es muy activo en redes sociales (sobre todo en Youtube con su canal 'Diario de un MIR'), ha añadido que muchas personas contactan con él para saber cómo poder trabajar sin haber pasado el MIR.


"Hay mucha gente que no sabe que en España como médico sin especialidad también se puede trabajar"


Residencias o diferentes organismos privados son las alternativas que tienen los médicos sin especialidad para ejercer. En su caso, estuvo trabajando en una mutua durante mucho tiempo. “Al final yo veía que aquello era 'pan para hoy pero hambre para mañana' y yo lo que quería (y quiero) es hacer la especialidad”, ha argumentado.

Rumbo a Italia


Fue entonces cuando volvió a meter el ‘fonendo’ en la maleta. Aquí es el momento en el que entra en escena su novia, también médica, italiana y que conoció en el último año de carrera mientras ella hacía Erasmus en la misma universidad que él. Durante estos años atrñas han estado llevando su relación a distancia; ella viviendo en Italia y él, en España.

Fue entonces cuando surgió la pregunta: ¿Y por qué no probar en el examen MIR de Italia? Mateo descubrió que el examen MIR italiano guardaba muchos parecidos con el sistema español (140 preguntas, tres horas y media de duración, número de respuestas posibles…).

En mayo de 2019 se mudó al país de la pasta y los gelatos para examinarse en la pasada convocatoria del mes de julio. Aunque hubo un imprevisto de última hora. “El año pasado hubo un problema y es que el ministerio italiano sacó una normativa en la que se requería el nivel C1 de italiano para las personas que quieran hacer la especialidad en el país”, ha explicado a este medio.

Mateo ha expresado que llegó a hacer el examen “pero aunque hubiese aprobado no podía conseguir la plaza” porque el idioma era un requisito que le pedían y que él no lo tenía en ese momento (ahora ya ha conseguido la certificación). Por lo tanto, le tocaba esperar a la próxima convocatoria MIR 2020.

Trabajar en Italia como médico


Pau Mateo, en consulta.

Pau Mateo, en consulta. 

"Italia para mí, aunque haya sido principalmente una opción B, es ya un plan A”, ha manifestado. Es por ello que buscó trabajo en el país y ha conseguido ejercer como médico general haciendo guardias médicas y realizando sustituciones a un médico de Familia.

“Este país tiene de bueno que, como médico general, puedes trabajar también en ambientes públicos. Lo que pasa que los médicos de Familia cuando se quieren ir de vacaciones tienen un sistema diferente”, ha dicho Mateo. Según ha desarrollado, estos profesionales no tienen unas vacaciones pagadas. Por lo tanto, si se quieren ir unos días de descanso, tienen que 'tirar' de médicos generales como es el caso de Mateo.

Llevar la historia de sus pacientes, prescribir recetas, los certificados de enfermedad o bajas laborales son algunas de las funciones que ha podido llevar a cabo este trabajador.

Próximo destino: ¿Corea del Sur?


En estos momentos Mateo se encuentra preparándose para el examen MIR 2020 italiano y durante los próximos meses compaginará su trabajo como médico de urgencias con el estudio. ¿Volverá a España? “¡Buena pregunta! En los próximos 7-8 años no. Después me gustaría ver si puedo probar suerte en otros países para vivir más experiencias trabajando. Por ejemplo, en Corea del Sur porque me parece un país muy interesante y por poder estar allí un tiempo. Pero sí que me gustaría asentarme en España”, ha cerrado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.