La Revista

La valenciana explica que abandonó la Medicina por la "saturación y las condiciones laborables" de los sanitarios

Eva, la pediatra de MasterChef: "El sistema se cargó mi vocación"
Eva es pediatra de profesión / RTVE.


29 may 2022. 13.15H
SE LEE EN 5 minutos
Pediatra de profesión, Eva desembarcó en MasterChef —el popular concurso de televisión— buscando un revulsivo a su vida tras vivir cierto desencanto en la sanidad, un sector con el que soñaba trabajar desde que era niña, tal y como explica a Redacción Médica. "Desde que tengo uso de razón he querido ser pediatra. Vengo de una familia de médicos, con una abuela pediatra, padre pediatra e investigador en vacunas… Por lo que no me gustaría desvincularme definitivamente de mi profesión". Quizá por ello, cada miércoles en su cuenta de Instagram comparte pequeñas píldoras sobre Medicina con todos los seguidores que ha ganado gracias al concurso.

Tras su paso por las cocinas del programa, la facultativa explica a este periódico que decidió "dejar la Pediatría temporalmente porque me di cuenta de que el sistema se estaba cargando mi vocación". Eva asegura que "la saturación y las condiciones laborales que tenemos muchos sanitarios" acabaron por alejarla por un tiempo de las consultas de Pediatría



"Una vez te metes en el mundo de la Medicina, entras en una vorágine de la que es difícil salir. Estudias la carrera, luego el MIR, la residencia… Una vez terminada la residencia la mayoría de 'nuevos especialistas' terminan con contratos precarios por miedo a desvincularse. Por este motivo decidí que era el momento de tomarme un respiro y ver otras cosas", explica a Redacción Médica.


"Terminada la residencia, los 'nuevos especialistas' terminan con contratos precarios por miedo a desvincularse"



En su búsqueda de nuevas pasiones, Eva emprendió un voluntariado como pediatra en República Dominicana donde fue "muy feliz y desde donde empecé el proceso de casting para entrar en la décima edición de MasterChef". Y explica: "Decidí irme para tomarme un respiro de la rutina laboral que tenía en Valencia y porque no encontré ningún contrato que se adaptase a mis necesidades. Estuve allí dos meses maravillosos, donde pude ejercer la Pediatría, hacer educación sanitaria, conocer la gastronomía local y encontrarme con gente increíble". Ese tiempo de desconexión sirvió a la sanitaria para encontrar la "tranquilidad", pero también "felicidad, experiencias, conocimientos, amistades, gastronomía… Ya era consciente de lo afortunada que era por haber nacido en España y experiencias como estas sirven para reafirmarlo. Sin duda, volveré a realizar un voluntariado a lo largo de mi vida".

Tal y como explica a Redacción Médica, Eva realizó su residencia en el Hospital Lluís Alcanyís, en Xàtiva, aunque en su experiencia profesional como pediatra también cuenta con rotaciones en otros hospitales como el 12 de Octubre en Madrid, La Fe en Valencia y el Hospital Saint Georges en Londres. 


"La Medicina es un mundo muy competitivo"


Llegó a MasterChef sin tener que pedir excedencia en el trabajo porque en el momento de su entrada al programa no tenía ningún contrato en vigor y su experiencia como médico ha servido a Eva para enfrentarse al reto de la competición en cocinas. Afirma que lo más duro de su paso por MasterChef ha sido la "competencia con una misma", sentimiento que no le era desconocido. "Yo vengo de un mundo muy competitivo que es la Medicina, pero es competitivo de otra manera. La Medicina siempre se me ha dado muy bien y la controlo gracias a los años de estudio, mientras que en las cocinas me frustraba que ciertas cosas se saliesen de mi control. Además, desgraciadamente, había momentos en los que en MasterChef la competición se extrapolaba a la convivencia y, sin duda, esto fue lo más complicado".

Además de la competición, Eva encontró otras herramientas en su experiencia como pediatra para enfrentarse a este reto, como la gestión del estrés. "Por mi profesión, ya estaba acostumbrada a enfrentarme a situaciones estresantes y a ponerme a prueba, pero no en un ámbito en el que sentía que controlaba menos la situación", asegura.

Un homenaje al Hospital Lluís Alcanyís


En su paso de cinco semanas por el programa de TVE, no se olvidó de donde venía y hasta se atrevió a rendir homenaje a sus compañeros de servicio. "Estoy contenta del plato que le dediqué a mi antiguo hospital, el Lluís Alcanyís. Un arroz de foie y setas con una costra de sangre, que era el ingrediente que debíamos utilizar en la prueba. Con este plato me estrené en las cocinas y quería hacerle un homenaje no solo a mi hospital sino a todos los valencianos. Desgraciadamente, el resultado no fue tan bueno como me hubiese gustado, pero los jueces —Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera— quedaron satisfechos", explica con orgullo a Redacción Médica.

Con su carrera en Medicina como seguro, Eva ahora se plantea seguir aprendido más sobre el mundo de la cocina. "Quiero seguir investigando por esta área sin cerrarme puertas a nada. Aún soy joven y tengo tiempo para cambiar de rumbo un par de veces más antes de volver a la Pediatría", concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.