La Revista

Alejandro Fuertes, que pone fin al periodo formativo, explica a Redacción Médica su experiencia en el hospital

El adiós de los MIR del Covid: "Nos preocupa mucho la perspectiva laboral"
El psiquiatra Alejandro Fuertes.


24 may 2021. 11.00H
SE LEE EN 5 minutos
En estas semanas, miles de médicos residentes en España cierran una importante etapa y se despiden de los hospitales en los que se han formado hasta convertirse en profesionales en las distintas especialidades. Este es el caso de Alejandro Fuertes, quien dice adiós (o hasta luego) al Hospital Provincial de Castellón, donde se ha formado como psiquiatra. El médico asegura llevarse “muy buenos recuerdos” y estar “muy contento” con la formación recibida en estos últimos cuatro años, pero no puede evitar mirar con cierto temor al futuro. “Lo que nos preocupa ahora, que estamos terminando, son las perspectivas laborales”, reconoce a Redacción Médica. Un ‘miedo’ que comparte con la inmensa mayoría de residentes veteranos.

Fuertes echa la vista atrás para rememorar sus primeros días como médico residente, una etapa “muy satisfactoria”. “Al principio cuesta adaptarse al nuevo entorno, a los compañeros, a los pacientes, a las distintas patologías… En Psiquiatría estamos en contacto con el sufrimiento humano, tanto a nivel médico como social. Fue duro volver a casa y no llevarte los casos para poder desconectar. Pero poco a poco, gracias a compañeros, residentes y adjuntos, he notado esa evolución desde el primer año hasta ahora”, expresa.

Según relata Fuertes, se ha sentido arropado por los adjuntos, que siempre se han encargado de supervisarle. “Me he sentido supervisado siempre y nunca he tenido sensación de inseguridad y desamparo. Se ha establecido una supervisión eficaz en todos los años de residencia, tanto en guardias como en día a día”, explica. Además, asegura que son como una ‘piña’ y que los R más mayores se preocupan de los R más pequeños: “Los he visto terminar y se han convertido en amigos”.


Fuertes: "Ser residente es uno de los grandes cambios en la vida del médico" 



El especialista considera que ser ser médico residente es un gran cambio, “uno de los grandes cambios en la vida del médico”, pero reconoce que, después de estar seis años “estudiando duro y preparándote para empezar a trabajar”, solo piensas en entrar en contacto con los pacientes. “Da miedo, pero en ningún momento he pensado en volver atrás para estar en la facultad. Quiero progresar y seguir avanzando en la especialidad”, explica.


Un futuro repleto de incertidumbre


Alejandro Fuertes afronta ahora una nueva etapa que, asegura, “da aún más vértigo que la anterior”. El joven médico tiene dos miedos (o preocupaciones) principales. Por un lado, la inestabilidad laboral del sector. Y es que, como tantos otros residentes de último año, el psiquiatra prevé años de contratos laborales y desplazamientos: “La sensación que tenemos todos es de que hacen falta médicos, pero, al mismo tiempo, previsiblemente, vamos a pasar años de inestabilidad laboral y de contratos temporales”.


Fuertes: "La sensación que tenemos todos es de que hacen falta médicos, pero, al mismo tiempo, previsiblemente, vamos a pasar años de inestabilidad laboral y de contratos temporales"



Por el otro, no puede evitar sentir preocupación por la alta carga de trabajo a la que se enfrenta con el cambio. "Me preocupa que, al empezar a trabajar como adjunto, vamos a asumir una carga laboral mayor. En una unidad de salud mental, las agendas están más apretadas y tenemos menos tiempo por paciente. Si hubiera más psiquiatras, no haría falta ver a los pacientes de una forma tan rápida”, critica, manifestando que su deseo es poder estar más minutos con los pacientes. Aún así, asegura que solo tiene ganas de continuar descubriendo a fondo la especialidad de Psiquiatría.

Consejos para la nueva promoción MIR


Unos entran y otros salen. Alejandro, que sabe bien lo que es enfrentarse a la entrada en un centro hospitalario, a cualquier residente, recomienda a la nueva promoción MIR que se esfuerce y que, si pueden, se preocupen por el mundo de la investigación. “Es algo está infrafinanciado a nivel nacional y hace falta gente joven. Recomiendo que se organicen bien para tener tiempo para todo, tanto a nivel laboral como a nivel personal. Es importante no dejar de lado las relaciones cuando empiezas a trabajar cuando la carga de trabajo es tan alta”, concluye este profesional sanitario, que desea poder seguir dando pasos en el mundo de la Psiquiatría.

Para los futuros residentes de su especialidad, el médico recomienda que observen a muchos psiquiatras en acción. "Es una especialidad con mucha variabilidad interprofesional y creo que es muy importante ver muchas intervenciones y formas de trabajar distintas. Despues tú puedes ir moldeándote y hacer tu propia corriente de atención y modelo", aconseja, incidiendo que es importante "no cerrarse nunca puertas".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.