Covid19 en residencias: el 80% de las enfermeras, obligadas a reusar su EPI

En Consejo General de Enfermería y el sindicato Satse analizan la situación de los centros de mayores con el coronavirus

Gráfico elaborado por el estudio.
Covid19 en residencias: el 80% de las enfermeras, obligadas a reusar su EPI
mar 06 octubre 2020. 12.00H
Durante la pandemia del Covid-19, la mayoría de los profesionales de Enfermería y otros trabajadores han tenido que reutilizar el material de protección en sus residencias de ancianos. Así lo confirma el último estudio sobre la profesión Enfermera elaborado por el sindicato de Enfermería Satse y el Consejo General de Enfermería (CGE). Además, un tercio de las residencias (33,1 por ciento) se vieron obligadas a fabricarse su propio material ante la indisponibilidad de material oficial y homologado.

Según el estudio, el 33 por ciento de los sanitarios de estos centros han tenido que hacerse sus propios EPIs mientras que el 11,4 por ciento ha recibido donaciones para poder protegerse. Del mismo modo, el 10,7 por ciento de los encuestados ha asegurado haber tenido "suficiente material de protección frente al SARS-CoV-2". Para puntualizar, el 5,9 por ciento de los encuestados estuvo trabajando en un centro libre de Covid-19 o con baja incidencia.


El 94,9 por ciento de los centros ha realizado las pruebas a sus trabajadores 


Continuando con la situación de las profesionales de Enfermería en las residencias de ancianos, el CGE y Stase denuncian que se ha hecho test al 91,5 por ciento de los residentes, de los cuales el 18 por ciento ha dado positivo. Del total de positivos detectados, un 33,8 por ciento eran asintomáticos. Así, el número de test realizado es muy similar en las residencias públicas y privadas, pero en lo que respecta a resultados positivos de infección, estos son mayores en los centros públicos. Un hecho que, según el CGE se explica en que las residencias de mayores públicas son más grandes que las privadas.

El trabajo de campo ha analizado también la realización de test a los propios trabajadores de los centros. Los datos obtenidos señalan que el 94,9 por ciento de los centros ha realizado las pruebas a sus trabajadores y que el 11,3 por ciento de estos profesionales ha dado positivo.

La diferencia entre residencias públicas y privadas también se observa desde el punto de vista asistencial: Los centros de titularidad estatal o autonómica son las que cuentan en mayor medida con una unidad de hospitalización frente a las privadas (38,6 por ciento vs 21,8 por ciento).

Para terminar, el CGE y Satse han querido acercarse a conocer la retribución anual que percibe una enfermera. En líneas generales, el 70 por ciento de las residencias privadas paga menos de 20.000 euros brutos anuales a sus enfermeras; frente al 73 por ciento de las residencias públicas que si superan los 20.000 euros.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.