Manises lanza un decálogo para los padres de bebés prematuros ingresados

Para contrarrestar la ansiedad de los que se enfrentan a esta experiencia

Sala de Neonatología del Hospital de Manises.
Manises lanza un decálogo para los padres de bebés prematuros ingresados
lun 23 diciembre 2019. 16.40H
El nacimiento de un bebé de forma prematura es una situación inesperada que los padres viven con ansiedad. “Es una situación sobrevenida, lo que naturalmente les provoca una mezcla de sentimientos, desde el miedo al estrés porque ven al recién nacido como un ser extremadamente débil”, explica Blanca Garrido, pediatra de la Unidad de Neonatología del Hospital de Manises.

Se considera un bebé prematuro el que nace antes de cumplir las 37 semanas de gestación y nacen antes de que sus órganos estén totalmente maduros, por ese motivo, necesitan vigilancia especial y muchos de ellos tienen que ingresar en la Unidad de Neonatología. Si esta situación se produce en fechas especiales o para estancias largas, el sentimiento de ansiedad de estos papás se acrecienta.

Por eso, los profesionales del Hospital de Manises han editado un decálogo sobre el Servicio de Neonatología. El objetivo: por un lado hacer visible una realidad en aumento y, por otro, desmontar falsos mitos y aportar tranquilidad y cercanía a los padres que estos días estarán junto a sus hijos.

En este decálogo elaborado por los especialistas de Manises se intenta dar respuesta a las preguntas más frecuentes sobre la prematuridad. “Una vez superada esa primera fase de shock generalmente le surge el miedo al manejo en domicilio. Se preguntan ¿estará bien?, ¿seremos capaces de cuidarle?, ¿tendrá algún problema cuando sea más mayor por haber nacido prematuro?, ¿crecerá bien?, ¿tendrá algún problema neurológico?”, explica la especialista.

“Los padres deben tener la tranquilidad de que están siendo atendidos por el mejor personal y que, gracias a ellos y a los avances técnicos y en conocimientos científicos de la Neonatología, la gran mayoría de niños prematuros o con problemas neonatales los superan, creciendo felices y sanos”, asegura Inés Costa, jefa del Servicio de Pediatría del Hospital de Manises.


Unidad de Neonatología del Hospital de Manises.


Puertas abiertas y lactancia


Con esta iniciativa, el centro hospitalario también ha querido acercar el día a día en las Unidades de Neonatología, que se adaptan a los nuevos tiempos con políticas de puertas abiertas y fomento de la lactancia materna, como es el caso del Hospital de Manises.

“Nuestra Unidad Neonatal se rige por una política de puertas abiertas, permitiendo y fomentando el contacto padres-hijo y el método canguro. La separación padres-hijo es muy dolorosa para los padres, les genera mucha ansiedad e incluso desconfianza en algunos casos. La entrada libre a la Unidad aumenta tanto la confianza de los padres en el personal que atiende a sus hijos, como su grado de satisfacción general con los cuidados que reciben”, explica Garrido. No obstante, los especialistas señalan que aún quedan muchas unidades neonatales con horarios rígidos y restringidos para la entrada de los padres

Manises atiende cerca de 90 casos de prematuros al año




El apoyo a la lactancia materna es otra de las labores fundamentales en las Unidades Neonatales. “Tanto es así que muchas madres reconocen que, a pesar de la experiencia negativa de tener ingresado a su bebé, se llevan como positivo el apoyo en sus cuidados y el aprendizaje con respecto a la lactancia materna”, asegura Garrido. Según datos del Hospital de Manises, gracias a estas políticas, la mayoría de las madres atendidas en la Unidad que desean establecer la lactancia lo consiguen.


Prematuros, una realidad en aumento


El número de niños que nacen prematuros se ha elevado un 30 por ciento en la última década. En el Hospital de Manises ya se atiende cerca de 90 casos cada año. Según los especialistas del Hospital de Manises existen varias circunstancias que influyen en este aumento. Por una parte el retraso en la maternidad.

“A mayor edad materna mayor riesgo de prematuridad espontánea y de problemas en el embarazo que puedan hacer necesario provocar el parto antes del término (hipertensión arterial materna, preeclampsia, diabetes gestacional, retraso de crecimiento intrauterino”, explica Garrido. Por otro lado, destacan los especialistas, el auge de las técnicas de reproducción asistida.

“Las madres que han precisado recurrir a reproducción asistida para conseguir embarazo tienen mayor tasa de prematuridad espontánea. En este caso también influye la mayor frecuencia de embarazos múltiples, que también tienen más riesgo de nacimiento prematuro”, asegura la pediatra de Manises.


Humanización de la Unidad


La Unidad de Neonatología del Hospital de Manises permite que los papás y mamás puedan estar al lado del recién nacido las 24 horas del día. “En esta línea de humanizar este tipo de servicios, el Departamento de Salud de Manises también ha abierto las puertas de la Unidad a abuelos y hermanos que pueden acompañar al bebé durante una hora – entre las 17.00 a 18.00 horas- en compañía de uno de los progenitores.

“Creemos que es importante que los familiares más cercanos del recién nacido estén a su lado desde el primer momento. Los padres de niños prematuros suman a la angustia y el temor por la internación la separación por tiempo prolongado de otros hijos y que se cree un distanciamiento.

Además, la experiencia ha demostrado que la presencia de los hermanos les permite a estos conocer y entender el lugar donde los padres y el recién nacido pasan gran parte de su tiempo y le ayuda a comprender la situación de estar en un lugar internado”, indica Costa.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.