Cuenta con un parque solar de 300 metros cuadrados que genera 12.000 litros diarios de agua caliente sanitaria

Manises baja un 55% la emisión de carbono gracias a su edificio sostenible
Hospital de Manises.


22 ene 2021. 17.20H
SE LEE EN 3 minutos
El Departamento de Salud de Manises renueva por tercer año consecutivo el sello de registro de Huella de Carbono que concede el Ministerio para la Transición Ecológica a entidades comprometidas en la lucha contra el cambio climático y que refleja la labor los centros hospitalarios dependientes del Departamento en el cálculo, reducción y compensación de la huella de carbono. Y es que el Hospital ha reducido en un 55% sus emisiones de carbono desde 2013 gracias a su apuesta por un plan de gestión sostenible que se lleva aplicando en todos los centros sanitarios del Departamento.

En esta línea, Ricardo Trujillo, gerente del Departamento de Salud de Manises recuerda que "uno de nuestros objetivos como Departamento ha sido la apuesta por el compromiso con el medio ambiente, lo que conlleva la reducción de las emisiones de gases nocivos. Es un compromiso que adquirimos hace ya tres años y que queremos que mantener ya que somos conscientes de la importancia que esto conlleva". "Para ello, hemos puesto en marcha varios proyectos de eficiencia energética entre ellos un sistema de iluminación con tecnología LED", explica Iván Ruiz, responsable de infraestructuras del Departamento de Salud.

Esta reducción en las emisiones de carbono se deben a la inversión realizada el pasado año para mejorar los rendimientos de los sistemas de producción de frio y de calor, ajustando y mejorando los sistemas de producción y distribución de agua caliente sanitaria, reduciendo así el gasto en consumo de gas asociado a este sistema y por último, gracias a la instalación de un método de monitorización en tiempo real de los principales consumos eléctricos del centro hospitalario y nueve centros de salud distribuidos en los 14 municipios a los que da servicio el Departamento.


Edificio sostenible


El edificio del propio hospital cuenta con un parque solar de 300 metros cuadrados, instalado en la cubierta del edificio, que permite generar aproximadamente 12.000 litros diarios de agua caliente sanitaria para autoconsumo. También dispone de 250 captadores solares capaces de producir 40.000 Wp de energía eléctrica. Las amplias zonas ajardinadas del hospital, unos 10.000 metros cuadrados de los 55.000 metros cuadrados de la parcela, se riegan por goteo con el agua sobrante del proceso de ósmosis inversa que abastece el hospital. Para su almacenaje, existen dos aljibes. También el aparcamiento cuenta con ventilación natural.

Por último, está dotado de sistemas para evitar la contaminación cruzada y recuperar energía, así como de sensores para el bombeo de agua de refrigeración y calefacción. Los sistemas de distribución de aire por caudal variable, las calderas de alto rendimiento y los grupos enfriadores de alta eficiencia contribuyen también al ahorro energético.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.