20 de abril de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Autonomías > C. Valenciana

Los pacientes de La Ribera: "¿Por qué cambiar lo que funciona tan bien?"

Algunos ven con recelo la reversión a lo público y temen perder un hospital "de primera división"

Mariví Ferragut, paciente del Hospital de La Ribera.
Los pacientes de La Ribera: "¿Por qué cambiar lo que funciona tan bien?"
Redacción
Martes, 12 de diciembre de 2017, a las 12:50
Las incertidumbres con respecto a la reversión de La Ribera al sistema de gestión público continúan y preocupan a los usuarios. Los pacientes del Hospital de Alzira coinciden en calificar la atención que se les presta en estos momentos de “excelente” y dicen no comprender “por qué hay que cambiar lo que funciona tan bien”.

Mariví Ferragut es paciente del hospital, además de presidenta de la Junta Local del Cáncer de Alzira y de la asociación Dadma. “Mi relación con los profesionales de Alzira es buenísima. Hay mucha comunicación y trabajamos mucho juntos en actividades relacionadas con el cáncer”, asegura. “Tenemos los mejores medios en Oncología y siendo un hospital de referencia, tenemos una lista de espera mucho inferior a otras y una coordinación tremenda para las revisiones”. Ferragut destaca sobre todo “la humanidad y el trato tan cercano” que se les da a los pacientes. “Hay un vínculo de esperanza”.

Celia Albi, la presidenta de la Junta Local del Cáncer de Sueca se pronuncia en semejantes términos: “Encuentro la atención como muy familiar, te dan una confianza tremenda. Me siento mucho mejor arropada, que es lo que necesita una familia cuando va al hospital. Vas con la pena y necesitas un apoyo y ahí lo encuentras”. Albi desconfía tremendamente de la gestión pública por su experiencia en hospitales de la zona: “En otros sitios tienes que ir tú buscando a los médicos para enterarte de algo, lo pasas mal, pasan de ti… no confío en la otra gestión”.

Preocupación de cara a la reversión

Rosa Gregori, paciente de Alzira y vecina de Carcaixent no se fía de la reversión: “Yo defiendo todo lo público. Pero me da la impresión que el hospital tal y como está funcionando es excelente y pienso que si lo cambian a público puede tener algunos inconvenientes”. La opinión de Ferragut no es muy diferente. Ella asegura que tiene “un poco de miedo a perder algo tan bueno. Tenemos un hospital de primera división, no tenemos necesidad de irnos a la capital. Si hay colas en lo público y unimos a La Ribera a todo eso, va a ser muy angustioso, sería volver atrás. Tenemos unas garantías. Queremos un hospital de primera división y queremos que se fomente y que se mejore”.