12 dic 2018 | Actualizado: 17:35

Los médicos recuerdan que no hablar valenciano no debe ser excluyente

El sindicato añade que está fuera de sus competencias acotar o criticar las medidas que deben establecer los políticos

Andrés Cánovas, secretario general del CESM en Comunidad Valenciana.
Los médicos recuerdan que no hablar valenciano no debe ser excluyente
jue 01 junio 2017. 17.40H
Redacción
El Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV) considera que está fuera de sus competencias analizar o “establecer medidas que son propias de los partidos políticos” en relación al decreto que regula los usos institucionales y administrativos de las lenguas oficiales en la Administraciónpública. En esta línea, CESM opina que “no procede por nuestra naturaleza sindical plural e independiente realizar acotación o crítica alguna que pudiera ser malinterpretada”.

El comunicado de CESM llega después que la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) haya interpuesto ante el Tribunal Superior de Justicia un recurso por considerar que la normativa de la Generalitat Valenciana “sitúa en la posición de prevalencia” al valenciano. Además, CSIF cree que el decreto aprobado por el Consell atenta “contra la libertad de expresiónlingüística del trabajador”.

Ante esta situación, los médicos subrayan que “el conocimiento del valenciano debe de ser, para el acceso al empleo público sanitario, un mérito y no un requisito”. Además, especifican que “en caso de modificaciones en la normativa actual, que no deseamos, nunca tal conocimiento resultará exigible para el personal que ya ocupa una plaza fija en el sistema sanitario valenciano”. Por último, CESM recuerda que la administraciónpondrá de su parte para que  se mejore “el conocimiento del valenciano” a través de “instrumentos formativos voluntarios”
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.