18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 11:40
Autonomías > C. Valenciana

Los empleados de La Ribera comienzan a recibir comunicaciones de despido

"Nos irán largando a partir del 1 de abril", afirma una administrativa en alusión a la reversión del hospital

Exteriores del Hospital Universitario La Ribera.
Los empleados de La Ribera comienzan a recibir comunicaciones de despido
Redacción
Lunes, 04 de diciembre de 2017, a las 17:15
Preocupación entre los administrativos del Hospital La Ribera por el día después de la reversión del centro. Una responsable administrativa de un centro de salud de Alzira ha explicado a este medio que “no confía” en que pueda mantener su puesto de trabajo tras oficializarse la concesión. “Mi categoría profesional no existe en la Consejería de Sanidad. Yo soy de Alzira, mi puesto no es viable, ya me lo han comunicado desde el Departamento”, lamenta para especificar cuál es el ambiente de su sector.

Preguntada sobre cómo ve su futuro, ésta indica que ya ha empezado a buscar ofertas laborales. “Nos irán largando a partir del 1 de abril”, afirma. Un hecho que entiende que los principales “perjudicados” van a ser los pacientes. En la actualidad el hospital gestiona consultas y asistencias “extras” para reducir las listas de espera, un punto que, según afirma, es incompatible en la red pública.

El hospital gestiona en la actualidad asistencias médicas “extras” para reducir las listas de espera en las consultas, gracias a la “voluntad de los profesionales y a las horas extraordinarias”. Dos puntos que, según cree, desaparecerán con el cambio de gestión. “No voy a tener ningún miramiento por si se abren más consultas o si tengo que quedarme más horas después del trabajo”, zanja.

Futuros cambios

Para esta profesional, la gestión actual es “buena” y no lo dice únicamente como trabajadora, también regenta los servicios de La Ribera. “Trabajamos al 100 por cien por y para el paciente”.

A nivel personal, esta decisión le parece una “catástrofe”. “Es imposible que, tal y como dicen, renueven a todos los trabajadores”. Un punto que perjudicará no solo a la calidad del servicio, sino además al “ambiente laboral”.