Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:00
Autonomías > C. Valenciana

Los 1.800 trabajadores de La Ribera piden a Montón "respeto" por su futuro

Remiten un manifiesto donde muestran su preocupación por lo que ocurrirá tras el fin de la concesión de Alzira

Carmen Montón, consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Comunidad Valenciana.
Los 1.800 trabajadores de La Ribera piden a Montón "respeto" por su futuro
Redacción
Martes, 27 de septiembre de 2016, a las 16:00
Los Jefes de Servicio y Mandos intermedios asistenciales y no asistenciales del Departamento de Salud de La Ribera, que incluye el Hospital y la totalidad de los centros de salud,  han firmado un manifiesto dirigido a la consejera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón. En él solicitan que se les dé respuesta a la “mayor brevedad posible” a una serie de cuestiones sobre el futuro de los trabajadores y sobre el modelo de hospital que resultará tras el anuncio de Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, de la finalización de la concesión del Hospital de Alzira.

En el citado escrito, los firmantes manifiestan su “malestar, inquietud e incertidumbre” y aseguran que “no han sido informados” de cómo va realizarse el proceso de reversión y las consecuencias para los ciudadanos de la comarca de La Ribera. El manifiesto ha sido presentado este martes en el registro de entrada de la Consejería.

El texto recuerda a la consejera y al Gobierno regional que tienen en sus manos el futuro de cientos de trabajadores: “Pedimos que se nos trate con el respeto que merece el futuro laboral de más de 1.800 familias”, explican. Y agregan: “Ni tan siquiera nuestros representantes sindicales son capaces de dar respuesta a una situación en la que están involucradas más de 1.800 personas, muchas de las cuales llevan 17 años trabajando para la sanidad pública valenciana”.

"Tenemos un año para negociar"

El secretario autonómico de Salud Pública y del Sistema Sanitario Público de la Comunidad Valenciana, Narcís Vázquez, ha asegurado que la Generalitat dispone de "tiempo de sobra" para negociar con los trabajadores las condiciones de la reversión de la concesión administrativa del Hospital de la Ribera, en Alzira (Valencia), cuyo contrato finaliza en marzo de 2018. "Habrá que negociar y mucho con gente (la empresa) muy dotada de medios jurídicos y económicos", ha advertido, para insistir en que "se revertirá el hospital a lo público" con el objetivo de "no solo mantener el nivel de calidad actual, sino mejorarlo, y con menos dinero".

Durante la Comisión de Sanidad y Consumo celebrada este martes en las Cortes Valencianas, Vázquez (que ha comparecido a petición propia en su primera intervención desde su nombramiento este verano), ha señalado que precisamente la reversión de las concesiones de los centros en la misma situación de la Ribera es el "primer eje" de su departamento: "Recuperar la sanidad pública".

En el caso del hospital de Alzira, ha explicado que la Generalitat anunció "con antelación" que pasará a ser público porque era "consciente de que había tiempo de sobra para negociar las condiciones hasta el 1 de abril" de 2018. "Tenemos varios meses por delante y todo el año que viene para negociar, y mucho, con gente muy dotada de medios económicos y jurídicos; pero revertiremos el hospital a lo público", ha manifestado. Se trata de una cuestión que el responsable ha lamentado "está generando bastante ruido" en los medios de comunicación, si bien ha asegurado que su departamento "no tiene miedo a ese ruido" porque está "convencido de que se conseguirá revertir una buena parte de ese 20 por ciento de empleo y de asistencia sanitaria privatizada, al menos en esta legislatura".


ENLACES RELACIONADOS:

Acceda al manifiesto de los trabajadores.