18 de agosto de 2017 | Actualizado: Viernes a las 12:15
Autonomías > C. Valenciana

La UE desestima el recurso español contra la multa por el gasto sanitario

La letrada general del TUE considera que España tergiversó las cifras

Tribunal de Justicia de la Unión Europea.
La UE desestima el recurso español contra la multa por el gasto sanitario
Redacción
Viernes, 02 de junio de 2017, a las 11:10
Una letrada general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha propuesto desestimar el recurso de España contra la multa de casi 19 millones de euros por la manipulación de las estadísticas de déficit y deuda en la Comunidad Valenciana.

En sus conclusiones, la letrada Juliane Kokott pide al Tribunal de Justicia que en su futura sentencia remita el asunto al Tribunal General, que en su opinión es la jurisdicción competente. Sin embargo, la Abogada General añade que el TUE debería desestimar el recurso de España.

La Unión Europea impuso en 2015 una sanción a España de 18,93 millones de euros por la manipulación de datos de déficit en la Comunidad Valenciana mediante la ocultación sistemática de una parte del gasto sanitario en tiempos de Francisco Camps y Alberto Fabra. España interpuso en septiembre un recurso y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro negaba que concurrieran los requisitos para imponer la multa.

En concreto, España puso en cuestión que se tergiversaran los datos porque fueron corregidos en el tiempo oportuno. La Abogada General replica que España tergiversó ciertos datos cuando notificó, en marzo de 2012, “cifras que se basaban en una infracción de las reglas contables” y, por tanto no eran correctas. A esto, Kokott añade que la corrección de los datos no se ejecutó porque tuvieran carácter provisional, sino que fue necesaria porque la Comunidad Valenciana había infringido las normas contables.

Además, la letrada añade que la Comunidad Valenciana no informó por negligencia grave a la autoridad nacional competente de la aplicación incorrecta de las normas en el pasado y de que, en consecuencia, los datos que se habían comunicado adolecían de errores. Kokott concluye que esta conducta debe ser imputada a España, que tergiversó los datos.