24 de mayo de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Autonomías > C. Valenciana

La oposición avisa de un “apagón” en los servicios pediátricos de La Ribera

Los niños tendrán que ser atendidos en otros centros hospitalarios debido a la reversión del centro

José Juan Zaplana, vicesecretario regional del Partido Popular de la Comunidad Valenciana.
La oposición avisa de un “apagón” en los servicios pediátricos de La Ribera
Redacción
Jueves, 15 de marzo de 2018, a las 18:15
El Partido Popular de la Comunidad Valenciana ha advertido que los niños que tienen que ser atendidos en el Hospital de La Ribera serán derivados a centros hospitalarios de otros municipios por la reversión del centro, ya que "los médicos de Cirugía Pediátrica no podrán continuar con su actual contrato", ha señalado el vicesecretario regional del PPCV, José Juan Zaplana, quien ha asegurado que se producirá un 'apagón' en las intervenciones de los más pequeños"

La Ribera pasa a gestión pública a partir del próximo mes de abril, una "cuenta atrás hacia el caos sanitario" para el Zaplana, y la diputada nacional Elena Bastidas. A dos semanas de la reversión, el vicesecretario ha asegurado que las especialidades de Neurocirugía, Cirugía Cardiovascular, Cirugía Plástica Infantil y Cirugía Maxilofacial "no podrán atender a los menores de los municipios a los que el hospital da cobertura".

Ante esta situación, ha reivindicado: "En la protección de la vida no hay ideologías; cuando gestionas la salud de las personas tienes que priorizar el servicio". Ha criticado la gestión que se está llevando a cabo en la reversión señalando que "han tenido casi tres años para planificar la finalización del contrato, y cuando faltan apenas 15 días todo está en el aire: las condiciones de los trabajadores, varios contratos de servicio y la custodia de las historias clínicas de las personas", ha denunciado.

Asimismo, ha advertido que se "dispararán" las listas de espera como las de Traumatología, Dermatología o las de Radiología, que "pasarán de 60 a 365 días". "Hasta ahora, un vecino de La Ribera es diagnosticado y operado en tres meses, pero a partir del 1 de abril esta espera se multiplicará por seis, ya que el diagnóstico y la intervención sumarán más de un año y medio", ha asegurado.

Una reversión ideológica

En la misma línea, Bastidas ha alertado de las "graves" consecuencias que tendrá la reversión que "ha puesto en marcha el Consell por una cuestión ideológica".

La diputada ha asegurado que "el modelo Alzira realiza 250 intervenciones más por quirófano y año que el hospital con mejor ratio gestionado por el departamento de Sanidad", una situación que, a su juicio, "hace prever que las operaciones en el área de La Ribera también sufrirán un revés importante". "Con los índices de la Consejería, harían falta al menos siete quirófanos más para mantener el nivel de intervenciones que hay en el Hospital de La Ribera", ha afirmado.