Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Autonomías > C. Valenciana

La número 2 de Montón dimite por 'enchufar' a su hija en la Administración

A pesar de ello, Dolores Salas reitera que no cometió ninguna irregularidad en la contratación de su hija en Fisabio

Dolores Salas el día de su nombramiento junto a la consejera, Carmen Montón.
La número 2 de Montón dimite por 'enchufar' a su hija en la Administración
Redacción
Lunes, 11 de julio de 2016, a las 17:30
La secretaria autonómica de Salud Pública y Sistema Sanitario Público, Dolores Salas, ha presentado este lunes su dimisión ante la "presión" a la que asegura haberse visto sometida por la polémica generada con el contrato de su hija en la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (Fisabio), aunque ha incidido en que su renuncia "no significa reconocer irregularidad alguna". En el documento de renuncia, Salas indica que su puesto "exige una dedicación total y un estado de ánimo que permita afrontar todas las complicaciones propias del reto planteado y en estos momentos eso no se da".

Tras recalcar que desde el primer momento ha estado a disposición de quien le nombró, ha agregado: "La presión a la que se me ha sometido en estas últimas semanas, en un contexto de contienda electoral, poniendo en duda mi honestidad y perjudicando mi imagen y la de mi familia, me obligan a renunciar a la tarea para la que fui nombrada, ya que la eficiencia en este cometido se ve comprometida".

Asegura que las explicaciones dadas "desde el primer momento aclaran que el contrato sobre el que se basan las acusaciones se ha realizado de acuerdo a las condiciones de legalidad" e insiste en que la convocatoria pública de la plaza, los criterios de baremación y la constitución de la comisión de baremación y adjudicación se realizó, como en otros proyectos, sin que ella participara en el proceso.

La investigación ve "defectos"

Ha incidido en que la convocatoria fue pública, publicitada y existió un proceso con concurrencia de aspirantes con méritos que no fueron cuestionados ni antes ni después y la comisión de selección adjudicó, conforme a la legalidad, la plaza al candidato que consideró más idóneo."Durante todo el proceso, primero en el periodo en el que era coordinadora del grupo de investigación, me abstuve de participar en las comisiones de valoración, tal como establece la norma cuando existe 'conflicto de intereses'. Durante el periodo de secretaria autonómica, cuando ya no realizaba las funciones de coordinación del grupo investigador, no ha habido relación alguna con el proceso, la selección y contratación", ha agregado Salas. Así, recalca que su renuncia "no significa reconocer irregularidad alguna", sino la constatación de que "sometida a esta presión no puedo seguir trabajando como las necesidades del cargo requieren".

La Inspección General de Servicios, adscrita a la Consejería de Transparencia, ha concluido la investigación sobre las presuntas irregularidades en determinadas convocatorias de selección de personal temporal en la Fundación Fisabio y entre sus conclusiones observa defectos en el sistema de selección de personal de la entidad, especialmente en los contratos de la hija de Salas y otro contrato investigado, ajeno a la responsable.