18 de octubre de 2017 | Actualizado: Martes a las 19:20
Autonomías > C. Valenciana

Frente común contra el “error” de crear el grado en Medicina en Alicante

El decano de la facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Alicante recuerda que están listos para acogerlo

De izquierda a derecha, Juan Antonio Hurtado (UdA), Antonio Compañ (UMH), Federico Pallardó (UV) y Conrado Martínez (UJI).
Frente común contra el “error” de crear el grado en Medicina en Alicante
Jesús Arroyo
Lunes, 24 de julio de 2017, a las 11:40
 “La creación de una nueva facultad de Medicina en cualquier parte del país aumentaría el paro de médicos por la incapacidad de absorber a más alumnos de Medicina”. Así lo asegura Antonio Compañ, decano de la Universidad de la Facultad de Medicina de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), ante la posibilidad de que la Universidad de Alicante (UdA) ofertará el grado en Medicina para el curso 2018-2019, como así lo asegura el rector de esta universidad. La creación de este nuevo grado sería para las tres universidades públicas valencianas –Universidad de Valencia (UV), Universidad Jaume I (UJI) y la Miguel Hernández- “un grave error” para el sistema MIR.

“No hay plazas de MIR para todos”, asevera Federico Pallardó, decano de la facultad de Medicina de la UV, que explica que “sin el MIR el alumno de Medicina no puede completar su formación como médico, ya que no puede especializarse”. Algo que el decano de la facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Alicante, José Antonio Hurtado, no comparte: “Hemos hecho una consulta de los números oficiales de empleo en cuanto a los egresados de medicina y no hay paro”. 

“Todos somos conscientes de la falta de especialistas en nuestros hospitales. Nuestra intención no pasa por enfrentarnos a ninguna universidad, no vamos contra nadie, faltaría más”, rebate Hurtado, que reconoce que “estamos en disposición de enviar la memoria completa a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación en septiembre de este año”

"Saturación" de graduados

Por su parte, Pallardó insiste en que “no podemos formar más médicos que luego van a tener que irse fuera a hacer la especialidad que aquí no van a poder hacer. Si no se aumentan las plazas MIR la posibilidad de ejercer son mínimas”. Así lo constata, Conrado Martínez, vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UJI, que habla de la “saturación” que sufre la Comunidad Valenciana en lo que a grados de Medicina respecta.

“Hay tres grados privados y tres públicos, obviamente son demasiados. Además, ya están saliendo casi 8.000 egresados de las facultades medicinas de toda España. Este año solo se ofertaron algo más de 6.000 plazas de MIR para más de 13.000 candidatos. Las personas que no entran un año se presentan al siguiente y así sucesivamente, acumulando una cantidad de gente que va a terminar como sucedió en los años 80-90 que solo había 3.000 plazas de MIR y se presentaron 22.000 personas”, recuerda Martínez.

El decano de la UMH asegura que “hay una postura común, al menos desde la Conferencia de Decanos de Medicina. Entonces, hicimos una declaración que fue publicitada por el Foro de la Profesión Médica, donde, bajo los criterios de 2013 y los argumentos que preparamos en 2014, explicamos porque se debe de frenar la creación de facultades de Medicina. Otra cosa es que los políticos nos hagan caso”

21 años de agravio

En 1996, la Universidad de Alicante presumía de ofrecer la carrera de Medicina. Hasta que Eduardo Zaplana, presidente de la Generalitat por aquel entonces, les arrebató esta carrera para trasladarla al nuevo campus de la UHM de Elche. Una decisión que todos achacan a una pugna personal entre Zaplana y Andrés Pedreño, rector en aquel momento de la universidad alicantina. Por ello, José Antonio Hurtado recuerda que el campus de Alicante “dispone de los recursos materiales y humanos para impartir más del 50 por ciento de los créditos de la titulación de Medicina, no partimos de cero. Somos capaces de impartir una formación de calidad y excelencia en ciencias de la salud.

“Lo que ocurrió en 1996 fue una injusticia grandísima para la Universidad de Alicante, pero lo que fue una injusticia entonces no se puede subsanar con otra injusticia ahora. Esa nueva facultad de Medicina supondría quitar el Hospital Universitario de Alicante, asignado a la Miguel Hernández”, explica Pallardó, en referencia a los planes de Manuel Palomar, rector de la Universidad de Alicante, y Juan Antonio Hurtado. 

El decano de la universidad alicantina entiende que su petición “se puede llamar redención pero nosotros no vamos contra nadie, tenemos recursos, hemos valorado la situación inicial viendo en primer lugar la empleabilidad y creemos que podemos y tenemos experiencia y capacidad para llevarlo a cabo”. Aunque reconoce que aún no se han reunido con funcionarios de la Consejería de Educación y el Ministerio de Educación para plantearles la viabilidad del grado en Medicina.