Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:00
Autonomías > C. Valenciana

Empleados de La Ribera alertan de una “fuga de enfermeros” por la reversión

El colectivo está preocupado por las bajadas salariales que puede conllevar la gestión de Sanidad

Enfermeras de La Ribera.
Empleados de La Ribera alertan de una “fuga de enfermeros” por la reversión
Redacción
Jueves, 30 de noviembre de 2017, a las 10:50
Jordi y Miguel Ángel, enfermeros del Hospital La Ribera, han manifestado su preocupación por las condiciones salariales que llevará el próximo convenio colectivo, una vez se lleve a cabo la reversión el 1 de abril de 2018. "La fuga de enfermeros la notarán los pacientes", avisa Jordi para explicar que otros compañeros se están planteando marcharse después del cambio de gestión.

Miguel Ángel ejerce de enfermero desde 1992. Ha sido trabajador eventual y ha trabajado durante años para la Consejería de Sanidad, cuenta cómo son las diferencias laborales y salariales a las que se enfrentará el colectivo con la reversión. “Los apartados de incentivación y carrera profesional, que incluye aspectos como la docencia o la formación, dejarán de existir con la reversión”, explica para matizar que sus años de experiencia contarán a cero a partir de abril.

“Tengo miedo. No sabemos qué va a ocurrir. Todo se está transmitiendo verbalmente”, puntualiza para remarcar que es la primera vez en sus 25 años de carrera laboral que tiene este sentimiento. El Comité de Empresa es el interlocutor que se ha reunido con representantes de la Consejería de Sanidad para abarcar el sistema público de gestión que se contempla para el hospital.

Esta incertidumbre también la comparte su compañero Jordi, enfermero de Familia del grupo Ribera Salud, que ante la confirmación del cambio de modelo se ha replanteado “seriamente” prepararse un concurso de oposición para marcharse a otro centro que le aporte “estabilidad laboral”.

"Cualquier causa legal"

“Nadie me garantiza que siga fijo. Tengo claro que voy a tener que opositar para marcharme”, añade Jordi. Su mayor preocupación la provoca la cláusula del convenio colectivo que incluye como baja voluntaria “cualquier causa legal”, un punto al que se puede acoger la Consejería de Sanidad para despedir al personal del centro.

Sin embargo, son varios los compañeros de Jordi y Miguel Ángel que se replantean marcharse del hospital cuando llegue el cambio de modelo de gestión, pero Jordi lamenta lo que ocurrirá en el mes de abril: “¿Dónde vamos a estar mejor que en La Ribera?”.