Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 15:35
Autonomías > C. Valenciana

El Peset evalúa el riesgo de desnutrición en cada paciente que ingresa

El Hospital ha llevado a cabo un estudio pionero en la Comunidad Valenciana

El equipo encargado de realizar el estudio.
El Peset evalúa el riesgo de desnutrición en cada paciente que ingresa
Redacción
Domingo, 17 de septiembre de 2017, a las 12:50
El Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Doctor Peset ha implantado una herramienta de cribado nutricional (Malnutrition Screening Tool o MST) con la que el personal sanitario evaluará de forma sistemática y protocolizada el riesgo de desnutrición de cada uno de los pacientes que ingresen en el área de hospitalización.

De esta forma se convierte en el primer centro sanitario público de la Comunitat Valenciana en utilizar de forma generalizada el MST para identificar de una forma precoz y sencilla a pacientes con riesgo de desnutrición, ya sea leve, moderada o grave.

“La detección de pacientes con cribados positivos implica una valoración nutricional más completa, seguida del plan de acción nutricional que mejor se adapte al paciente. Detectar precozmente la desnutrición e instaurar medidas terapéuticas disminuye las repercusiones que este estado puede ocasionar, tales como el retraso en la respuesta al tratamiento y en la recuperación, el deterioro de la inmunocompetencia, la disminución de la autonomía, estancias hospitalarias más largas y aumento de reingresos”, ha asegurado Antonio Hernández Mijares, jefe de Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Doctor Peset.

La decisión de implantar el Malnutrition Screening Tool ha surgido tras analizar los resultados de un estudio para determinar la prevalencia del riesgo de desnutrición y de la desnutrición establecida en población ambulatoria, institucionalizada (residencias y centros de día) y hospitalizada en el Departamento de Salud de Valencia – Doctor Peset.

Este estudio, publicado recientemente en la revista Nutrición Hospitalaria, ha sido realizado por dietistas, especialistas en endocrinología, biología y medicina familiar y comunitaria, así como profesionales de enfermería del Departamento de Salud de Valencia – Doctor Peset y la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio).

En la muestra de pacientes estudiados (766 personas) se ha encontrado una prevalencia de riesgo de desnutrición del 28 por ciento. Este porcentaje varía según el ámbito de estudio, puesto que en pacientes ambulatorios (reclutados en centros de salud) es del 15,1 por ciento; del 31,2 por ciento en pacientes institucionalizados (residencias, centros de día y hospitalización domiciliaria) y del 28,8 por ciento en pacientes hospitalizados.

1 de cada 4 pacientes está desnutrido

Por lo que respecta a la prevalencia de la desnutrición establecida en el departamento de salud mediante una valoración nutricional completa, la tasa obtenida es del 26,4 por ciento de los pacientes estudiados, un porcentaje que es mucho mayor en pacientes de más de 75 años en los que la desnutrición alcanza cifras del 74,3 por ciento, sobre todo en los institucionalizados en residencias de la tercera edad.

“Uno de cada cuatro pacientes de la muestra estudiada está desnutrido. La desnutrición relacionada con la enfermedad es especialmente prevalente en el medio hospitalario, con un 30,2 por ciento, y en los ancianos afecta a uno de cada tres pacientes. Por ello, es imprescindible la implementación sistemática de cribados nutricionales que vayan asociados a planes de acción terapéuticos que permitan mejorar la calidad de vida de estos pacientes, así como disminuir su morbimortalidad e, incluso, los costes sanitarios”, ha explicado  Hernández Mijares.

La desnutrición más frecuente en la muestra global es de tipo calórico (18 por ciento), seguida de la mixta y la proteica (5,7 por ciento y 2,6 por ciento, respectivamente). En cuanto al grado, predomina la desnutrición leve (12,9 por ciento), sobre la moderada (8,7 por ciento) y la grave (4,7 por ciento).

“Hablamos principalmente de pacientes ancianos especialmente susceptibles a la desnutrición que ingresan por patologías respiratorias, alteraciones digestivas, neurológicas o cardiovasculares que pueden complicarse aún más si su estado nutricional no es el adecuado. Contar desde ahora con este cribado precoz en el Hospital Universitario Doctor Peset nos permitirá mejorar sus condiciones”, ha concluido el jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición.