Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > C. Valenciana

El IVO se presenta “por responsabilidad” al concurso público de Oncología

Además, el centro ha incorporado dos propuestas de mejoras a su solicitud

Antonio Llombart, director general del IVO.
El IVO se presenta “por responsabilidad” al concurso público de Oncología
Redacción
Lunes, 10 de julio de 2017, a las 12:30
La Fundación Instituto Valenciano de Oncología (IVO) ha presentado este lunes "por responsabilidad y compromiso con los valencianos" la solicitud para la participación en la convocatoria de la acción concertada para la prestación asistencial integral oncológica de la Generalitat Valenciana.

El centro ha incorporado dos propuestas de mejoras a su solicitud: sistematización de un procedimiento entre la Fundación y la Consejería para "facilitar y agilizar" la tramitación administrativa necesaria para solicitar la autorización del paciente que acude directamente a la Fundación IVO sin derivación previa por parte de ningún facultativo del sector público y seguir ofreciendo servicio en el centro de diagnóstico precoz de la calle de la Estrella, sin coste para la Consejería.

Según ha informado la entidad en un comunicado, el patronato ha adoptado esta decisión "para seguir siendo un aliado clave de la sanidad pública en la lucha contra el cáncer en todas sus vertientes: prevención, diagnóstico, tratamiento, investigación y docencia", una labor que desempeña desde 1976 a través de un centro hospitalario de asistencia integral oncológica.

El contenido de la propuesta, firmada por el presidente de la Fundación, Antonio Llombart, "se ajusta a las bases del pliego publicado por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública y que establecen el nuevo marco de colaboración con el IVO".

Dilatada experiencia

Además, de acuerdo con la "dilatada" experiencia del IVO en el tratamiento integral de pacientes oncológicos "desde hace más de 40 años", la entidad ha incorporado a la oferta una serie de propuestas "de mejora" con el objeto de garantizar "la agilidad y la calidad en los procesos de diagnóstico y asistencia, claves en el tratamiento de la enfermedad".

La primera consiste en la sistematización de un procedimiento entre la Fundación y la Consejería "para facilitar y agilizar la tramitación administrativa necesaria para solicitar la autorización del paciente que acude directamente a la Fundación IVO sin derivación previa por parte de ningún facultativo del sector público".

Dadas las "especiales características" de la enfermedad neoplásica y la necesidad de un diagnóstico "rápido" para el comienzo de un tratamiento, así como el aspecto psicológico que implica al paciente la espera de dicha autorización, el procedimiento administrativo que se defina no debería demorarse más de 48-72 horas.

En segundo lugar, plantea seguir ofreciendo servicio en el centro de diagnóstico precoz de la calle de la Estrella, un centro "complementario a la sanidad pública desde hace más de 40 años en el objeto de la prevención secundaria en cáncer", en el que están funcionando diferentes programas de diagnóstico precoz.

Durante 2016, en dichos programas se realizaron un total de 38.490 revisiones. El IVO propone mantener y financiar dichos programas, de manera que el servicio de prevención que el IVO presta en este centro "no tendrá coste alguno para la Conselleria".

Confirmación diagnóstica

Con ello, solicita dar la posibilidad a los pacientes que se les requiera una confirmación diagnóstica por una sospecha oncológica tras dicha revisión, que puedan ser atendidos en el IVO, si así lo solicitan, como alternativa a su departamento siempre obteniendo la autorización previa del departamento".

El acuerdo incluye desde la confirmación diagnóstica, el tratamiento oncológico y su seguimiento posterior hasta un máximo de cinco años y prevé que entre el 20 y el 25% del total de pacientes atendidos requerirá un ingreso hospitalario.

Así, las condiciones establecen que, de forma general, la primera consulta no sobrepasará los siete días naturales desde la fecha de petición de atención y el inicio de la asistencia no superará los 10 días a partir de la fecha de la primera consulta. Además, la entidad deberá informar cada mes a la administración de los tiempos de demora.