26 de marzo de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Cemsatse lleva a los tribunales el decreto de jubilación forzosa

El sindicato considera “discriminatoria” la orden al excluir específicamente al personal vinculado con la Consejería de manera “especial”

Lunes, 08 de julio de 2013, a las 18:33

Redacción. Valencia
Cemsatse ha anunciado su intención de presentar un recurso judicial para suspender la aplicación del Decreto del Consell sobre el Plan de Recursos Huamos publicado hace unos días. Después de estudiar dicho decreto, el sindicato ha anunciado que pedirá, además, la suspensión previa de su aplicación al juzgado, ya que “conculca derechos adquiridos de los médicos y enfermeros y su puesta en marcha, mientras se ve su anticonstitucionalidad, provocaría injusticias en más de 500 médicos, sin contar con otros estamentos”.

Andrés Cánovas, secretario general de CESM-CV.

“Al mismo tiempo que se aprobaba el plan”, explican, “se aprobó la orden de jubilación de los mayores de 65 años y esto significa que, se conculcó claramente la negociación obligada por ley. No se puede aprobar un decreto y seguidamente, sin negociación la Orden que deriva de dicho Decreto, es insultante para los representantes de los trabajadores”.

Asimismo, “su aplicación plantea un agravio comparativo evidente. Están excluidos una serie de personal de la Consejería por tener tipos de contratos diferentes; los médicos que están con plaza por ser titulares de las facultades no se jubilan a pesar de que el nivel docente de los médicos que según el plan de jubilación se deben jubilar es de formar a especialistas, son docentes de especialidad”, argumentan. “La monstruosidad es evidente”, añaden desde Cemsatse, “ya que estos forman a los que ya son médicos, un nivel superior de formación que formar solo a un médico”.

Además este sindicato considera un “agravio de género” la orden debido a que, por edad de los médicos “deben desaparecer de la Consejería”. Por otra parte, Cemsatse pondrá en conocimiento del Defensor del Pueblo este decreto y esta orden al considerar que “puede afectar claramente derechos que están incluidos en la Constitución, como el derecho a la jubilación, que es personal, no de la Administración”, como se plantea en dichas normativas.

Asambleas y recogida de firmas

CESM-CV comenzará además una serie de Asambleas en todos los centros para que los médicos, personalmente, reclamen a la Adminsitracion. También se comenzará a recoger firmas a los médicos en contra de dicha orden ya que "implica claramente una amortización de plazas" de los médicos jubilados y, por lo tanto, "una clara disminución de la asistencia y de su calidad".